NFL suspende por el resto de la temporada a Myles Garrett

La NFL suspendió por el resto de la temporada al ala defensiva de los Browns de Cleveland, Myles Garrett, por la agresión que cometió sobre Mason Rudolph, mariscal de campo de los Acereros de Pittsburgh, a quién golpeó con un casco.

“(Myles) Garrett ha sido suspendido sin paga indefinidamente, como mínimo el resto de la temporada regular y los playoffs, y deberá reunirse con la Oficina del Comisionado (Roger Goodell) previo a la decisión sobre su reinstalación. Además, fue multado con una cantidad adicional de dinero.

Garrett violó las reglas de violencia innecesaria y conducta antideportiva, así como pelear, retirar el casco de un oponente y utilizar el casco como un arma”, señaló la NFL en un comunicado de prensa en el que dio a conocer los castigos hacia los involucrados.

Asimismo, la NFL suspendió por tres partidos sin paga a Maurkice Pouncey, por lanzar puñetazos y patear a Garrett, y lo multó por sus acciones en el campo. Larry Ogunjobi, defensivo de Cleveland, fue suspendido un partido, sin derecho a paga, y multado por violar la regla de la violencia innecesaria, específicamente por empujar a un jugador al suelo durante un altercado.

Mason Rudolph será multado por sus acciones durante el pleito y se espera que más jugadores puedan ser sujetos de una acción disciplinaria por parte de la liga.

Finalmente, la NFL multó con 250 mil dólares tanto a los Browns de Cleveland como a los Acereros de Pittburgh por la pelea que protagonizaron al final del encuentro.

Rafael Nadal recibe el trofeo de número uno del mundo

 

Juan Martín del Potro anuncia que por lesión no podrá jugar ante Federer

“Anoche, cometí una terrible equivocación. Perdí mis cabales y lo que hice fue egoísta e inaceptable. Sé que todos somos responsables de nuestras acciones y solo puedo probar mi verdadero carácter a través de mis acciones futuras. Quiero disculparme con Mason Rudolph, mis compañeros de equipo, con toda la organización, nuestros fans y con la NFL. Sé que debo ser responsable por lo que pasó, aprender de mis errores e intentaré que así sea”, declaró Garrett en un comunicado al enterarse de sus su suspensión.

Por su parte, los Browns de Cleveland se disculparon por lo sucedido la noche del jueves y aseguraron que se encuentran decepcionados por la batalla campal que protagonizaron los jugadores en el campo.

“Estamos extremadamente decepcionados por lo ocurrido anoche al finalizar nuestro juego. Nos disculpamos sinceramente con Mason Rudolph y la organización de los Acereros de Pittsburgh”, declaró Dee  y Jimmy Haslam, propietario de los Browns.

La gresca se dio en los segundos finales de la victoria de Cleveland 21-7 sobre Pittsburgh, cuando Rudolph completó un pase, momentos antes de que Garrett lo derribara al campo. El pasador de los Acereros se molestó con el defensivo de los Browns y mientras permanecían en el suelo trató de arrancar el casco de Garrett, lo que desató la furia del jugador.

Garrett, en represalia, tomó de la barra a Mason Rudolph y la jaló hasta que removió de un solo movimiento el casco que permanecía sobre la cabeza del mariscal de campo. Rudolph, ya sin su equipo protector, encaró al ala defensivo, quien utilizó el propio casco del jugador de Pittsburgh para golpearlo en la cabeza.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ