fbpx
Síguenos en:

Deportes

Nery Castillo confiesa el calvario que vivió con Shakhtar

El mexicano compartió la pesadilla que sufrió cuando emigró al futbol de Ucrania.

Publicado

en

Nery Castillo confiesa el calvario que vivió con Shakhtar Donetsk

Nery Castillo confiesa el calvario que vivió con Shakhtar. Luego de brillar con luz propia en la Copa América del 2007, la carrera futbolística de Nery Castillo se fue a pique. El talentoso mexicano confesó que uno de sus peores errores fue dejar Grecia para emigrar al futbol de Ucrania.

El 2007 significó un año lleno de contrastes para Castillo. Era la máxima figura del Olympiacos y sus grandes actuaciones le permitieron ganarse un lugar en la Selección Mexicana que conquistó el tercer lugar en la Copa América. Sin embargo, tras la justa continental, todo se derrumbó.

Castillo dejó Olympiacos en una polémica transacción para enrolarse en las filas del Shakhtar Donetsk. Una decisión que significó el ocaso de su carrera.

“Regreso de la Copa América a Grecia para ir a Santorini con mi esposa que estaba embarazada. Tenía unos días libres debido a mi participación en la Copa América mientras Olympiacos comenzaría a prepararse”.

“Llego al aeropuerto (en Grecia) y un ucraniano me está esperando y comienza a hablarme sobre el dinero y que Shakhtar ha negociado con Olympiakos, todo lo que queda es encontrarse conmigo. Le digo ‘déjame ir amigo, me voy de vacaciones, no me voy de Olympiakos’”, compartió Nery Castillo en entrevista con el portal ‘fosonline’.

Nery Castillo confiesa el calvario que vivió con Shakhtar

Castillo relata que el ucraniano lo siguió hasta Santorini donde estaba disfrutando de sus vacaciones.

“Voy a Santorini, entró en el hotel, después de un rato me llaman que él es gerente y que quiere hablar conmigo con urgencia. ¡Había venido a Santorini en un avión privado! También me dijo que Olympiacos negoció con Shakhtar y que todo lo que queda es encontrarse conmigo. ‘No me voy de Olympiakos’, repetí, ‘es el equipo que amo, ahora estoy siendo un jugador clave y mi esposa está embarazada’”, comenta Castillo.

Tras sus vacaciones, el presidente del Olympiacos le comunica a Castillo que no entra en planes del equipo. El conjunto helénico orilló al mexicano a dejar Grecia para firmar con Shakhtar a cambio de 20 millones de euros, cifra récord que los griegos no podían rechazar.

“Olympiacos nunca había ganado tanto dinero de una venta de un jugador, nunca. Y definitivamente querían venderme. Fui presionado para firmar. Solo yo, Petros (presidente del Olympiacos), Ivic (el ucraniano) y mi padre sabemos qué presión recibí. Incluso querían eliminar el porcentaje de la cláusula que tenía en caso de que obtuviera una transferencia”, declaró Castillo.

Sin permiso para ir al funeral de sus padres

En Ucrania, Nery Castillo vivió un auténtico calvario dentro y fuera de la cancha. Jugó apenas ocho partidos y marcó un tanto. Además, perdió a sus padres y la dirigencia del Shakhtar le impidió acudir a despedirse de ellos a Uruguay.

“El 8 de enero de 2009, mi madre murió. Tuvimos un descanso para el campeonato con Shakhtar. Mi padre me llama desde Uruguay y me dice que mi madre cayó en coma. Estuve en Grecia, voy directo a Uruguay el mismo día el 29 de diciembre. Tenía que estar en Ucrania el 7 de enero con Shakhtar”.

“Llamo al entrenador y le digo: ‘Mi madre se está muriendo, déjame quedarme un poco más en Uruguay’. Él se negó. Mi padre me dice ‘vete, nada cambia, está en coma’. Voy a Grecia a empacar mis cosas y desde allí voy a Ucrania. Abrumado por los muchos viajes, voy a entrenar, suena el teléfono y mi padre me dice que ‘murió’ (su mamá)”.

“Voy con el entrenador y le pido permiso para ir a Uruguay para el funeral. Él no me dejó. Estas son cosas que la gente no sabe. No vi morir a mi madre, ni siquiera fui al funeral. Cómo jugar en este equipo que desde el principio no quería estar allí. Mi padre murió al mismo tiempo”, lamentó Nery Castillo, quien vive en Grecia en la actualidad.

Nery bajó su nivel futbolístico a propósito precisamente porque quería salir del Shakthar y aunque lo logró, no volvió a Grecia, pues fue cedido al Manchester City y después al Dnipro.

“Mi error fue pensar que si no jugaba bien allí, volvería más fácilmente. No vi morir a mi madre, ni siquiera fui al funeral. Cómo jugar en este equipo que desde el principio no quería estar allí”, comentó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.