Jugadores del Valladolid venden su ‘integridad’ por unos pesos

Dicen que todas las personas tienen un precio pero en el mundo del fútbol la integridad debería estar por sobre todo el oro de la Tierra. Tristemente dicha mentalidad no está arraigada en siete futbolistas del Valladolid quienes habrían sido ‘comprados’ por la red de amaños de partidos recientemente desmantelada en España.

De acuerdo al diario El Mundo, el último juego de La Liga entre el Valencia y el Valladolid estuvo arreglado para que el conjunto ché firmara su pase a la próxima Champions League, esto gracias a la ayuda de los jugadores pucelanos.

“Había siete jugadores (del Valladolid) comprados, nada más”, es una de las frases atribuidas a Carlos Aranda, ex futbolista en libertad bajo fianza y considerado uno de los cabecillas de la trama junto a Raúl Bravo en la ‘Operación Oikos’ que investiga la policía.

La misma fuente añade que el Juzgado de Huesca posee grabaciones telefónicas donde los implicados arreglaron para que el Valencia ganara ambas partes del compromiso.

“El resultado pactado fue la victoria del Valencia CF en la primera parte y la victoria final del mismo equipo, pronóstico éste que efectivamente se cumplió con la ayuda de jugadores del Valladolid. Por su parte, Carlos Aranda Reina y Raúl Bravo Sanfélix hicieron apuestas deportivas en la línea con el resultado previamente pactado”, de acuerdo con el instructor del juzgado 5 de Huesca.

¡Oficial! Los Tiburones Rojos presentan a Enrique Meza como su timonel

Real Madrid anuncia el fichaje de Luka Jovic

“Mira, hermano (se refiere una conversación interceptada de Aranda), el Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera parte y la segunda. O sea que gana la primera parte y el partido lo gana también; no que gana, que tiene que marcar dos goles en las dos partes, que gana primera y segunda (…). Mira, tú sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie. Nadie es nadie, nadie, ni tus amigos, ni nadie”.

Pese a la gravedad de la situación, de acuerdo a la Cadena Cope, el equipo donde Ronaldo Nazario funge como directivo, solo sufriría un castigo de tres puntos y evitaría el descenso ejecutivo gracias a que terminó cuatro unidades por encima del Girona, equipo que perdió la categoría.

Los jugadores inmiscuidos en el amaño serían multados con sanciones que van de 3 mil a 30 mil euros y una suspensión de su licencia de entre dos y cinco años.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ