fbpx
sábado, marzo 6, 2021

Johnny Weissmuller: De nadador Olímpico a Tarzán de cine

Johnny Weissmuller: De nadador Olímpico a Tarzán de cine.

Relatos Olímpicos: Por Eduardo Moreno Loyo. Capitán del Equipo Olímpico de natación México 68 / El Dictamen

Entre mis recuerdos infantiles, afloran los de cuando asistía al cine Díaz Mirón de Veracruz, a la función triple de -Tarzán de los Monos, Tarzán y la Cazadora,  La fuga de Tarzán -. En las que todos nos entusiasmábamos con su espectacular grito, sus luchas con fieras o sus viajes por las lianas; pero a los que nos iniciábamos en la natación, esperábamos ver las  espectaculares  escenas en el agua. Cuando nadaba en taparrabo, para luchar contra los cocodrilos  cuchillo entre los dientes, ante el griterío de la “chamacada”.

El personaje que bien lo interpretaba era Johnny Weissmuller; ni pensar entonces, que en 1966 lo conocería en persona.

Primer humano en bajar del minuto en los 100 mts libres con 58.6, en 1922.

Extraordinario nadador de estilo crawl de la década de los 20s, que acumuló en su exitosa e invicta carrera atlética, 67 récords mundiales. Tanto en yardas como en metros, 5 medallas olímpicas de oro, en Paris 1924 donde venció en los 100 mts. al célebre  hawaiano Duke Kahanamoku, -campeón Olímpico anterior-y en Ámsterdam 1928, también en los 400 y relevos. Siendo designado en 1950 por los cronistas deportivos, como el más grande nadador del medio siglo 20 y que además jugaba Water Polo y tiraba clavados.

Cabe resaltar que en aquella época el programa olímpico de nado libre, era mucho más reducido que actualmente y por lo tanto no ganó tantas la medallas, como los campeones actuales; pero dominó desde la velocidad hasta el medio fondo, incluso destacó en aguas abiertas.

Él fue el primer gran campeón de la natación mundial e inspirador de muchos, prototipo del llamado Crawl americano de 6 tiempos. Estudiado por técnicos y que yo, posteriormente como entrenador, me documenté en sus libros. “El arte de nadar el Crawl” -cuya copia restaurada del original de su padre, me acaba de obsequiar mi dilecto amigo Jorge Castellanos- y “Mundo, agua y Weissmuller”, que alojaba en mi biblioteca.

Por sus habilidades acuáticas, potente y buen físico, después fue capturado por Hollywood para el personaje novelesco de Edgar Rice Bourroughs; convirtiéndose en su máxima estrella con 12 películas, aun fuese, que sus diálogos eran breves como, “Mi Tarzan, you Jane”.

Recuerdo de una gran maestra deportista Eva Quezada

Cordobés Eduardo Mustre convocado al TRI Sub-18

Conociendo a Tarzán

Esto fue al participar como seleccionado nacional, en el Tercer Campeonato Internacional de Miami Springs, Florida en 1966, al que como entrenador asistía el Profesor Nelson Vargas y como delegado, el eficiente Sr. Ricardo Busteros.  Mientras que otro grupo, asistía al Campeonato Nacional de los Estados Unidos.

Resulta que unos días antes de la partida al evento, las líneas aéreas nacionales estallaron en huelga, por lo que se determinó que viajaríamos por tierra. Así pues el viajecito en autobús y tren, duró para mí, desde Veracruz 4 días, llegando un día antes de empezar la competencia, encontrando que la alberca estaba cerrada por los preparativos y solo aflojamos en la alberquita de 8 metros del hotel, yo competía en la categoría abierta y  finalmente en los 100 pecho obtuve medalla de tercer lugar.

Un gran atractivo era, que estaría en la competencia como invitado de honor, el legendario Johnny Weissmuller, quien fuera como el primer presidente  del Salón Internacional de la Fama de la Natación en Florida. Al verlo de cerca me impresionó su gran estatura de 1,91 y su porte atlético, a pesar de sus 62 años y ya algunas arrugas, a través de su saco se notaba el poderoso tórax, viniendo a mi mente su  grito de Tarzán:   AOAOAOAOAOAOAOAOOOOOH, que nos entusiasmaba en la niñez. Aún conservo su autógrafo.

A la selección nacional nos fue muy bien en la competencia y entre los compañeros que recuerdo que llegaron a Olímpicos del 68´están, Luis Ángel Acosta -con su inseparable diario-. Además de Pepéquín Santibáñez- que decía que con el largo viaje sentado. Se le había borrado la raya-, Tamara Oynick -que viajaba con su gentil abuelita-. La chiquilla Laura Vaca, el talentoso Jorge Urreta y el veloz Salvador Ruiz de Chávez. Para todos, mucho nos significó y motivó conocer al místico nadador Johnny Weismuller, el legendario Tarzán de los monos.

Murió y quedó en México

Filmó una película en Acapulco, donde en sus últimos años fue a vivir en su casa frente al mar del acantilado de la Roqueta; atracción para turistas y donde se reunía frecuentemente la glamurosa pandilla del Hollywood de los 50’s y en la que murió en 1984.

Johnny Weissmuller: De nadador Olímpico a Tarzán de cine.

Teniendo un sentido y tumultuoso funeral, en donde se dieron cita para despedirlo, artistas. Políticos, deportistas, clavadistas de la quebrada, buzos y el pueblo de Acapulco que lo admiraba.  Mientras descendía el ataúd a la fosa en el panteón. Se escuchó dramáticamente en el aire una grabación de su legendario grito de Tarzán, que estrujó el corazón de todos los presentes.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.

Recibe las últimas noticias en tu correo:

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado

Rogelio Funes Mori sería convocado a la Selección Mexicana

De acuerdo a múltiples reportes, el delantero de Monterrey será llamado en la próxima fecha FIFA.

Atlas vence a Bravos y liga siete juegos sin perder

Los Zorros vencieron 2-0 a los chihuahuenses en el inicio de la jornada sabatina.

Te decimos los datos del rancho que “Canelo” Álvarez puso a la venta

El boxeador mexicano, y considerado uno de los mejores del mundo, Saúl “Canelo” Álvarez puso a la venta una de sus propiedades a las afueras de Guadalajara