lunes, octubre 25, 2021
InicioDeportesDIEZ MANERAS DE QUEJARSE CON ÉXITO

DIEZ MANERAS DE QUEJARSE CON ÉXITO

DIEZ MANERAS DE QUEJARSE CON ÉXITO.

Por Roberto Matosas.

Los quejosos, dentro de las organizaciones, son pantanos de desesperación que arrastran y desmotivan. Se sienten bien señalando mal.
Quejumbroso
Los vagabundos perezosos señalan con el dedo y tiran hacia abajo.Construir es un trabajo duro y valiente.
Me quejo de quienes se quejan.
Temeroso:
Algunos quejumbrosos son cobardes que se quejan de problemas. Arreglas su queja y tienen otra. Nunca están felices porque no dicen lo que realmente les molesta. A los quejumbrosos cobardes les encanta sonar compasivos y desinteresados. Dicen: “Me preocupa …”
Pedir:
¿Resolver esto satisfará su problema?¿Hay algo más que te moleste?¿Cómo participará en las soluciones?
Crónico:
Los quejosos persistentes son nubes oscuras, agotadores de energía, que son felices siendo infelices. Toda organización sufre estos focos de miseria. Ellos culpan.
Ayudar:
Mejorar y ajustar el trabajo de los demás a menudo se siente como una queja. En realidad, no se quejan de que están “ayudando”. Las mejoras sugieren que no es lo suficientemente bueno. Mejoran desde la distancia.
Bebé:
Los quejosos inmaduros se quejan cuando no se salen con la suya. Tienen un objetivo, la comodidad personal. Lo que es bueno para las organizaciones o para otras personas no encaja con su mundo. Otros se adaptan, no lo hacen.
Quejas exitosas:

  1. Pedir permiso.
  2. Honre el progreso y el esfuerzo.
  3. Identificar mejoras específicas. Quejarse con optimismo. Nunca te quejes si no estás buscando pasos específicos hacia adelante.
  4. Elija pequeño. Una mejora alcanzable vale más que un millón de grandes sugerencias que no se pueden hacer. Las sugerencias prácticas son más difíciles que los sueños.
  5. Participa en soluciones.
  6. Practica la flexibilidad. Realice ajustes personales con entusiasmo.
  7. Construir culturas de excelencia. Las quejas son parte de la búsqueda de la excelencia.
  8. Mantenga vacíos los cubos de quejas. Haga que las quejas sean parte de las reuniones. Pregunte: “¿Qué no está funcionando?”
  9. Céntrese en los procesos y procedimientos más que en las personas. Quejarse de la gente gana impulso como picotear pollos débiles en el corral. Deja de concentrarte en quién culpar.
  10. Muestra respeto.

Los que se quejan con éxito mejoran las cosas.
¿Qué tipo de quejosos viven dentro de las organizaciones?
¿Cuáles son los componentes de una queja útil?

Fuente: Dan Rockwell, Leadership Freak, junio 3.2013.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Ultimas noticias

Contenido relacionado