fbpx
miércoles, abril 21, 2021

Australian Open se jugará sin público por brote COVID-19

Australian Open se jugará sin público por brote COVID-19.

Obliga a una burbuja sanitaria para no cancelar el torneo.

El Australian Open, primer torneo de Grand Slam del año de la ATP y WTA anunció que no tendrán aficionados y que los jugadores quedarán en burbujas sanitarias bioseguras por un nuevo brote de coronavirus y las autoridades del Estado de Victoria ordenaron a seis millones de personas a aislarse.

A partir de la media noche se contarán con cinco días de encierro para la población con el objetivo de combatir un brote de la cepa de COVID-19 altamente infecciosa del Reino Unido que se detectó en un hotel del aeropuerto.

El primer Grand Slam del año, que comenzó con tres semanas de retraso para permitir la cuarentena de jugadores internacionales, ya recibió a decenas de miles de fanáticos socialmente distanciados en las mayores multitudes que se han visto en el tenis desde la pandemia.

Según las nuevas medidas, unos cinco millones de personas en la segunda ciudad más grande de Australia tendrán que permanecer en casa durante cinco días a partir de la medianoche, a excepción de un número limitado de actividades esenciales permitidas.

“Estas restricciones tienen que ver con asegurarnos de que respondemos de manera adecuada a la cepa de coronavirus más infecciosa y de más rápido movimiento que hemos visto”. Dijo el primer ministro estatal Daniel Andrews.

“Estoy seguro de que esta decisión será eficaz. Podremos sofocar esto. Podremos evitar que se nos escape”, comentó.

Ibargüen: “no fueron las formas” su salida de América

Fabiano Benítez promete honrar la memoria Chucho

El último brote, derivado de un hotel de aeropuerto que alberga a viajeros internacionales. Y que ya está en cuarentena obligatoria, ha infectado hasta ahora a 13 personas, incluido el personal y sus familias.

Ha provocado el tercer bloqueo en Melbourne, que salió de un período de aislamiento de cuatro meses a finales de octubre y desde entonces ha permanecido prácticamente libre de virus.

El director del torneo, Craig Tiley, aseguró que el Abierto de Australia continuaría, con jugadores considerados trabajadores esenciales y exentos del bloqueo.

“El juego continuará. Los jugadores competirán en forma de burbuja”, dijo Tiley.

“Todos los jugadores han sido muy buenos al respecto. Lo entienden. Ya pasaron por un programa riguroso”, agregó.

Los problemas en el Abierto de Australia, el mayor evento deportivo internacional en lo que va de año. Subrayan las dificultades de celebrar los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Mucho más complejos, que comenzarán en julio después de un año de retraso.

Australian Open se jugará sin público por brote COVID-19.

El juego en seis torneos de preparación en Melbourne también se suspendió por un día la semana pasada cuando un trabajador dio positivo en uno de los hoteles oficiales.

Síguenos en Twitter @ElDictamen
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Y también en Instagram: @ElDictamen
Más noticias: AQUÍ.

Noticias en tu correo

Escribe tu correo electrónico:

ULTIMAS NOTICIAS

Contenido Relacionado