Buenos Días

Un yerno amoroso

Un yerno amoroso

Llama a la funeraria, preguntando cuanto era el total por los servicios funerarios, y le dicen que son ciento veintidós mil pesos cerrados.
Buenos Días

Buenos Días

En un templo católico se lee este angustioso cuestionamiento: “¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué meas abandonado?”. Y alguien muy creativo (... )