Diana, pasión por la comunicación que no conoce límites

Este 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas Discapacitadas

Diana Díaz Cervantes es estudiante de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UV

Ser una persona especial no representa límites en la vida de Diana Díaz Cervantes, quien a sus 22 años disfruta y enfrenta la vida con ahínco. A punto de terminar la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Veracruzana sabe que vienen nuevos retos para su vida, pero los espera con valentía y contando siempre con el respaldo de su padre Andrés Díaz, que la ayuda a trasladarse en todo momento y a todo lugar.

La falta de extremidades, sin duda, significó retos y complicaciones a lo largo de su vida. No obstante, ella asegura vivir feliz. Su condición la llevó a ser víctima de bullying durante su infancia, pero esta situación en vez de afectarla, la motivó a salir adelante y a desarrollar habilidades para demostrarle al mundo que para ella no existen los imposibles.

“Desde chiquita mi mamá siempre me ha enseñado a hacer cosas independientemente, a escribir con el hombro aunque no tenga dedos, a escribir mi computadora dictando con la pura voz o escribiendo con la boca o con mi pierna, cosas así sencillas, trato siempre de buscar la forma de no limitarme”, relató.

En la semana, Diana pasa las horas en casa estudiando y los viernes es cuando asiste a un instituto por las tardes para estudiar italiano. Al día siguiente, como cada sábado desde el 2016, asiste a la Facultad de Comunicación de la UV, donde lleva a cabo sus estudios en el Sistema de Enseñanza de Abierta.

Anteriormente, impartía conferencias en diversas escuelas e institutos, las cuales, considera, la ayudaron a expresarse de manera abierta, convivir con la sociedad e incluso, ayudar y motivar a personas.

“Recuerdo que hace mucho en una clase de computación una persona una mamá me comentó que su hija se quería suicidar, porque tenía marcas de cuchillo en las manos; se acercó a mí y me dijo que la ayudara, a ella le dije que disfrutara su vida, que no se hiciera daño”, comentó.

Mi discapacidad no ha sido impedimento para lograr mis sueños: Aishleen Bello

Avalan diputados federales descuento en transporte a discapacitados

La comunicación es, evidentemente, la pasión de Diana; aprovecha las horas en casa para practicar distintas ramas de su profesión, pero sobre todo, escribe textos motivacionales, aunque por el momento la actividad no le genera remuneraciones, ya que sólo comparte sus escritos a través de sus redes sociales o con sus amigos más cercanos.

“Escogí comunicación porque es una rama muy extensa, puedes escoger cualquier cosa, yo escogí escribir artículos o periodismo digital, para poder expresarme libremente y gracias a ello desarrollar un poco más mis talentos”, expresó.

Consideró que en Veracruz pocas personas practican la inclusión con personas que tienen alguna discapacidad, pues, aseguró, mucho del contenido que se puede observar, por ejemplo, en la televisión, induce a tener actitudes violentas con este tipo de población.

“Trato de aceptarme a mí misma como soy, porque reconozco que me cuestan algunas cosas y que no soy como las personas normales, pero trato de ser mejor”, compartió.

La convivencia con su familia es buena, pero reconoció que a veces existen dificultades. Además de ello, se mostró agradecida con su padre, pues sabe que es la persona que más la ha apoyado en sus 22 años de vida.

“Podría decirles (a personas discapacitadas) que sean fuertes y que si tienen algún talento que lo desarrollen y lo saquen a relucir porque con eso pueden gozar más de la vida”, finalizó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.