SEV concede a Pepsi monopolizar venta de refrescos en escuelas de Veracruz

Sin reparar en los lineamientos legales, la Secretaría de Educación de Veracruz firmó un convenio de exclusividad con GEPP, empresa subsidiaria de PepsiCo, para la venta de refrescos y alimentos procesados en las cooperativas escolares de toda la entidad.

Mediante el oficio SEV/SESGC/02337/2019, cuya veracidad fue confirmada por este medio con varias fuentes, la secretaría informó a directores de zona que a partir de ya, las tiendas al interior de las escuelas sólo podrán comercializar los productos de la trasnacional norteamericana.

El documento, firmado por el subdirector de Escuelas Secundarias Generales, Teodoro Iván Méndez González, se detalla la firma del acuerdo, a todas luces irregular, pues el marco legal vigente indica, de entrada, que las escuelas no pueden vender bebidas con alto contenido de azúcar.

La Ley General de Educación sufrió cambios entre 2010 y 2015 que detallan que las refresqueras deben ser desterradas de las cooperativas escolares, pues su oferta altamente calórica contraviene la buena alimentación y la salud de los estudiantes, prioridad, al menos en el papel, para las autoridades.

Consumo de comida chatarra aumenta el riesgo de depresión

Fuentes de empresas del ramo confirmaron a El Dictamen que no tienen facultades para distribuir sus productos en los institutos, por lo que de existir ese acuerdo firmado se estaría rompiendo con un pacto y una regulación acordada desde hace años, misma que también prohíbe la publicidad de las marcas cerca y dentro de las escuelas.

Las mismas fuentes revelaron que si bien en la mayoría de las escuelas del estado (y del país) la ley es letra muerta, los refrescos que se venden en las cooperativas, cafeterías o tienditas no llegan a través de las marcas, sino que son adquiridas a terceros por los concesionarios.

Cabe recordar que la SEV tiene una campaña intensa para retirar las concesiones de las cooperativas escolares a particulares, por lo que este movimiento con GEPP enrarece más una situación compleja, más cuando a todas luces, y de acuerdo a las fuentes consultadas, el acuerdo no tiene razón de ser, ni puede ser legal.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.