Mi discapacidad no ha sido impedimento para lograr mis sueños: Aishleen Bello

Aishleen Bello Hernández, originaria de Xalapa, estudiante de Ciencias de la Comunicación del CEA Veracruz, quien está cursando el noveno semestre, con un promedio de 9.27, dijo que la beca de la Fundación UV, ha resultado el soporte principal para poder concluir en breve sus estudios profesionales.

Recordó que a la edad de los 10 años, tuvo su primer contacto con el micrófono, al participar en un programa infantil de radio, que fue suficiente para enamorarse de los medios de comunicación.

Al concluir sus estudios de bachillerato, su deseo era estudiar Ciencias de la Comunicación, pero la sede era la zona conurbada Veracruz-Boca del Río y no se contaba con las posibilidades económicas.

Su padre de oficio albañil y su madre labora en el área de lavandería de diferentes hoteles, hicieron un esfuerzo para apoyar a su hija a estudiar en la modalidad abierta, que le permitió viajar únicamente los sábados a tomar sus clases.

Pero nada ha resultado fácil para la joven Aishleen, debido a que padece una discapacidad que no le permite trasladarse sola.

Sentada en su silla de ruedas, relató lo difícil y placentera que ha sido la experiencia de estudiar una carrera profesional, de la mano de sus padres.

Realizan Congreso Estatal de Pro Libertad y Derechos Humanos

Desempleo y cierre de negocios se agudiza en Veracruz

“Desde que nací el camino para mis papás y para mí, no ha sido fácil, pues debido a mi discapacidad nos hemos tenido que enfrentar a grandes e inimaginables obstáculos, barreras sociales como la exclusión, falta de empatía e infraestructura innacesible en las escuelas y calles, pero siempre tuvieron claro que la educación, era la mejor herencia que me podrían dar, y que yo debería integrarme como cualquier otra persona, mi papá siempre ha estado ahí para acompañarme, cargarme y llevarme a donde fuera necesario, así que como el equipo que somos, decidimos tomar este nuevo reto, dudamos un poco e incluso con miedo lo hicimos”, comentó.

En un conmovedor discurso, Aishleen, dio cátedra de valor y fuerza, para poder lograr sus sueños, a pesar de sus limitaciones físicas.

Nada ha sido fácil, pero las cosas se facilitaron aún más con la llegada del apoyo de la Fundación UV, un agosto del 2017, cuando cursaba el cuarto semestre, que evitó que abandonara sus estudios, por no tener dinero para viajar.

En la actualidad, Aishleen, se dijo feliz de estar a punto de concluir sus estudios profesionales, que representa una montaña rusa de sentimientos, porque ha sido uno de los mejores viajes de su vida.

“Estos cuatro años, fueron un parpadeo y me he dado cuenta de lo mucho que he crecido, tanto en lo profesional como en lo personal, aún soy muy tímida, pero he notado que cambiado notablemente, sobre todo a creer en mí, y esto hubiera sido imposible sin el apoyo de la Fundación de UV, agradezco ser un poquito de esperanza, en momentos no tan agradables, sepan que como a mí, están ayudando a otros jóvenes a cumplir sus sueños”, comentó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.