Finanzas Personales

Actualmente 8 de cada 10 internautas realizan compras en línea y muchos lo siguen haciendo con su tarjeta de crédito física, pues reconocen que existe la tarjeta de crédito virtual que te brinda muchos más beneficios de seguridad para que tu información y tus recursos financieros no sean vulnerados. Algunas, incluso, pueden pedirte verificaciones de seguridad con ayuda de códigos que te envíen a tu celular.

¿Qué es y cómo funciona la tarjeta de crédito virtual?

Por: Erika Mikel

Actualmente 8 de cada 10 internautas realizan compras en línea y muchos lo siguen
haciendo con su tarjeta de crédito física, pues reconocen que existe la tarjeta de crédito
virtual que te brinda muchos más beneficios de seguridad para que tu información y tus
recursos financieros no sean vulnerados. Comenzaré por explicar que una tarjeta de crédito virtual es una forma de pago para realizar únicamente compras y pagos por internet y que funciona igual que si ocupas tu plástico, pues te proporciona un número de tarjeta, un código CVV y una fecha de vencimiento; sin embargo, estos datos son momentáneos y cambian cada determinado tiempo (minutos), además no cuenta con bandas magnéticas, por lo que su clonación es imposible. Algunas, incluso, pueden pedirte verificaciones de seguridad con ayuda de códigos que te envíen a tu celular.

Dependiendo del banco que utilices, este te indicará una serie de pasos para solicitar tu
tarjeta digital, en la mayoría de los casos puedes solitaria a través de la aplicación móvil,
sin necesidad de acudir a ninguna sucursal ni perder más tiempo del que tomen unos
cuantos clics en tu celular. Ahora bien, la tarjeta de crédito virtual funciona con el saldo que tú mismo aportes desde tu cuenta bancaria, lo que resulta una ventaja porque tú mismo estableces un límite sobre lo que vas a gastar, lo que te permite un mayor control sobre tus compras y disminuye la posibilidad de endeudarte. Entonces para  que quede más claro los beneficios de tener una tarjeta de crédito virtual son:

– Al ser virtual no puede perderse.
– Cuenta con todos los mecanismos de protección de una tarjeta normal.
– Su tramitación es gratuita, no tendrás tampoco costes de mantenimiento, o comisiones por realizar operaciones con la misma.
– Tus datos personales siempre estarán protegidos.
– Los números que cambian aleatoriamente permiten que sea imposibles clonación.
– Cuando compras en línea no tienes que dar los “datos reales” de tu tarjeta física.

Puedes preguntar a tu institución financiera por esta opción y comenzar a utilizarla, así tu
seguridad y tranquilidad será mayores.
Sigue en Facebook @ErikaMikelH y entérate de más información de interés o escríbeme si
hay algún tema que te interesa. ¡Nos leemos en la próxima!