El Fracking convierte a EEUU en el mayor productor de crudo

Produce 12 millones de barriles diarios

Con un bombeo diario de 12 millones de barriles de crudo, de los cuales 8,5 millones de barriles son de shale oil o petróleo de esquisto, EEUU es el mayor productor de petróleo del mundo. Este tipo de crudo extraído de formaciones rocosas (principalmente pizarra) a través de la técnica del fracking (fracturación hidráulica) ha revolucionado la industria del crudo en EEUU, que cada vez está un poco más cerca de lograr la independencia petrolera. Las importaciones netas de crudo aún rondan los 2,5 millones de barriles diarios (mbd), porque a pesar de ser el mayor productor del mundo, el consumo interno todavía supera a su producción.

El único problema ahora son los precios. Un shock alcista en el precio del oro negr’ tendría un impacto negativo inferior sobre la economía global. Ahora la producción de petróleo se encuentra más repartida en el mundo y más repartida respecto al PIB global. EEUU, China y Rusia se encuentran entre los grandes productores de crudo y producen alrededor del 30% de todo el petróleo del mundo, mientras que sus tres economías en paridad de poder adquisitivo suponen alrededor del 37% del PIB mundial.

En el pasado, cuando la gran mayoría del petróleo procedía de Oriente Medio, un fuerte aumento de los precios del oro negro beneficiaba a una porción muy pequeña del mundo (alrededor del 5% del PIB mundial) y perjudicaba a una parte muy grande. Ahora una subida del crudo favorece a muchos sectores de grandes economías y así contrarresta parte del efecto negativo sobre los consumidores.

A pesar de ello, altos precios (cuando superan los 80 dólares por barril) sigue siendo negativo para la economía global en términos netos, porque golpea de lleno a regiones como Europa, Japón, India y China, que, aunque produce crudo es el mayor importador del mundo de petróleo. Hoy, los precios del petróleo cotizan en los 60 dólares por barril en el caso del Brent, de referencia en Europa. Por otro lado, el West Texas cotiza en 55 dólares por barril. Estos precios se encuentran todavía ligeramente por encima del precio de equilibrio para EEUU aunque las petroleras han congelado su nivel de producción en las últimas semanas.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.