China duplica el comercio electrónico de EEUU

China lidera las ventas mundiales por internet, efectuadas sobre todo con el teléfono móvil, gracias a la abundancia de artículos baratos que se fabrica, a la proliferación de las plataformas de comercio online y a su población de casi 1.400 millones de personas. En 1997, había 620.000 usuarios de internet, mientras que hoy son 800 millones, más que Estados Unidos e India juntos, y de estos, el 69%.

El mercado chino crecerá en los próximos años, pues mientras que en países digitalmente más avanzados solo carecen de acceso a internet un 10% o menos de la población, en China se trata del 43%, lo que se traduce en potenciales clientes. El auge de entrega de paquetes del país crece un 30% anual. En el próximo “Día del Soltero”, contrario a San Valentín, se lleva a cabo la mayor jornada de ventas por internet del mundo, por lo que se espera que este 11 de noviembre los consumidores chinos lleguen a pedir 680 millones de paquetes.

La urgencia de la entrega y la fragmentación del sector, según la consultora McKinsey, provocan que las empresas de logística tengan que luchar por mantenerse al día, lo que lleva a que los camiones a veces se carguen tan solo al 30 o 40% de su capacidad. Muchas empresas deben recurrir a plataformas parecidas a Uber para repartir sus paquetes. El comercio digital aporta más de 466 millones de dólares de beneficio económico al país, principalmente a través del apoyo a la adopción de tecnologías digitales en sectores más tradicionales como la manifactura y la agricultura.

China se ha desarrollado rápidamente por los avances en sectores como la computación en la nube, el Big Data (recopilación masiva de datos), las redes sociales, los teléfonos móviles, la inteligencia artificial, el blockchain, el internet de las cosas o las realidades aumentada y virtual. Todo esto facilita la digitalización de una empresa, que comienza cuando comienza a recopilar datos de sus clientes, y con un algoritmo, se transforman en el valor comercial para mejorar la experiencia del cliente. Así las empresas pueden recomendar a sus clientes productos especializados, ya que saben cómo son, qué quieren y cómo compran. China representa hoy más del 40% del valor global de las transacciones de comercio electrónico y se espera que las exportaciones de estos bienes y servicios aumenten un 207% para 2030.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.