Bajan márgenes de utilidad de bancos de EEUU

Muchas entidades bancarias en Estados Unidos sufren el impacto de los bajos tipos de interés y de la competencia con los gigantes bancarios. Sus márgenes de utilidad volvieron a caer en el tercer trimestre de este año tocando niveles de los primeros tres meses de 2018. La reducción de 4 puntos básicos entre los meses de julio y septiembre que sigue a los 3 puntos básicos en el segundo trimestre del año en curso sitúa el margen de intereses neto de la industria en el 3,32%, insuficiente para absorber sus enormes costos, principalmente en los bancos más pequeños que no tienen economías de escala.

En 2017 y 2018 unos tipos de interés más altos impulsaron los márgenes bancarios pero las tasas de interés a largo plazo se han desplomado y la Reserva Federal comenzó en julio a ajustar su política monetaria, reduciendo los tipos de interés en tres ocasiones, acumulando un recorte total de 75 puntos básicos. A mayor reducción los bancos buscan formas de mayor riesgo para ganar algo de impulso. Esto ocurre en un momento en que muchas empresas cuentan ya con un apalancamiento elevado y los consumidores comienzan a mostrar síntomas preocupantes. La última encuesta realizada por la Reserva Federal de Nueva York mostró saldos históricos en los préstamos al consumo y un empeoramiento de las tendencias de morosidad en créditos para comprar coches, préstamos estudiantiles e hipotecas.

Esa situación llevó al colapso al City National Bank of New Jersey, Resolute Bank of Ohio and Louisa Community y Bank of Kentucky, que contaban con un total de 177,4 millones de dólares en activos y cinco sucursales, lo que hace recordar los primeros compases de la crisis financiera. Después de no registrarse ningún colapso bancario durante 2005 o 2006, en 2007 un total de tres entidades fueron intervenidas por los reguladores. Un año después, el azote de las subprime provocó el cierre de 25 bancos. Una cifra que aumentó un año después y tocó techo en 2010.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.