México avanza a la final de la Copa del Mundo Sub-17

Rafael Covarrubias/El Dictamen

La Selección Mexicana Sub-17 logró su pase a la final del Mundial 2019 en Brasil, tras vencer a Holanda en una vibrante tanda de penales donde el gran héroe fue el arquero azteca, Eduardo García, al detener 3 disparos.

De este modo, México accedió a su cuarta final en un Mundial Sub 17 para buscar su tercer título de la categoría, mientras que Holanda una vez más se quedó en la orilla por culpa del combinado azteca como sucedió en 2005.

Fue un partido sufrido para los pupilos de Marco Antonio Ruiz que fueron superados ampliamente por un asfixiante dominio de la Selección de los Países Bajos que para fortuna de los nuestros, olvidó la contundencia en el vestidor.

El encuentro se complicó desde un inicio para el ‘Mini Tri’. Al 18’ ‘Chima’ se vio obligado a gastar un cambio debido a la lesión que sufrió Antonio Ruiz, dando ingreso a Emilio Lara, canterano de las Águilas del América.

Fue un primer tiempo dominado por los tulipanes que habían visto premiado su esfuerzo al 28’ sin embargo el silbante del compromiso anuló el tanto debido a una falta de Naci Ünüvar sobre Eduardo García, portero azteca que a la postre sería el gran héroe de la hazaña.

Ménez lanza nuevo dardo al ‘Piojo’ Herrera

Atlético de Madrid extraña los goles de Raúl Jiménez

En la reanudación la ‘Naranja Mecánica’ apretó el acelerador y tras merodear el área en múltiples ocasiones encontró su justo premio al 74’ cuando un gran desborde de Melayro Bogar, quien dejó parado a su marcador, logró meter una diagonal al área chica que se encontró con los pies de Santiago Muñoz. El 1-0 en contra parecía definitivo pero los guerreros aztecas tiraron de carácter y sacaron el orgullo.

Al 73’ Chima dio ingreso a Efraín Álvarez, la ‘joya’ de esta generación. Al ‘Zlatan mexicano’ le bastaron cinco minutos para hacerse presente en el marcador y emparejar los cartones con un gran cobro de tiro libre directo. México se reponía al duro golpe y mandaba el asunto a los penales.

En la tanda, Efraín se quiso lucir con un cobro a lo ‘Panenka’ y puso en jaque a la Selección Mexicana. Holanda no fallaba y parecía que dejaba en el camino a la escuadra azteca hasta que apareció Eduardo García.

El arquero canterano de las Chivas de Guadalajara se colgó la capa de héroe al detener 3 disparos. El guardameta se tiró de su lado derecho en todas las ocasiones y gracias a sus tremendas intervenciones catapultó al ‘Mini Tri’ a una nueva final.

Ahora, con los ánimos por lo cielos gracias a una gran victoria, los jugadores mexicanos buscarán consagrarse campeones una vez en esta categoría y llevar la gloria deportiva a casa cuando jueguen la final este domingo a las 16:00 horas en el estadio Bezerrao.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ