¡Hasta la próxima! Chivas golea a los Tiburones Rojos

Los Tiburones Rojos de Veracruz se despidieron del Apertura 2019 con una nueva derrota al caer 3-1 en casa de las Chivas de Guadalajara. Los escualos terminaron así otro torneo más en medio de problemas extra cancha y con su futuro en el aire. El próximo 3 de diciembre la Liga Mx decidirá si el equipo porteño juega o no el Clausura 2020.

El Estadio Akron acogió un partido repleto de sentimiento. La casa que construyó Jorge Vergara se vistió de gala para despedir al empresario tapatío fallecido el pasado 15 de noviembre. A la ceremonia de despedida del dueño del Rebaño Sagrado se sumó la ‘fiesta’ por el último partido de Carlos Salcido que puso fin a su carrera como futbolista.

Por si dichas emociones no fueran suficientes, las Chivas, pese a no tener posibilidades de ingresar a liguilla,  tenían un objetivo por el cual luchar: convertir a Alan Pulido en el máximo anotador del Apertura 2019.

Tras un primer tiempo de claro dominio rojiblanco, fueron los pupilos de Enrique López Zarza quienes se fueron al descanso con la ventaja. En el último suspiro de la primera parte, Antonio Paganoni encontró a Diego Chávez en el área quien fusiló a Antonio Rodríguez para abrir los cartones. El Estadio Akron reprochaba a sus jugadores que se tenían guardada la fiesta para la reanudación.

Funes Mori fulmina la ilusión de Chivas y mete a Rayados a liguilla

Querétaro golea a Morelia y demuestran que son auténticos ‘Gallos de Pelea’

En la segunda parte Luis Fernando Tena decidió mover sus fichas. Sacó a Fernando Beltrán y metió a César Huerta para evitar el ridículo de tropezar ante el equipo jarocho. Tras unos primeros intentos tímidos sobre el marco de Sebastián Jurado, apareció Pulido.

Al 67’, Miguel Ponce limpió el campo, filtró a Dieter Villalpando quien cedió a Alan. El ariete rojiblanco presumió sus dotes, giró y la mandó a guardar con un fuerte disparo que venció el lance de Jurado. El 1-1 ilusionaba a la afición de Chivas.

El Rebaño insistía y Veracruz resistía. Parecía que se colgaría el empate al término del cotejo pero apareció el goleador. A falta de dos minutos para culminar el tiempo reglamentario, Alexis Vega la colgó en el áreal desde el córner derecho. Alan Pulido recibió, controló y con otra demostración de su gran talento la mandó a guardar ante el júbilo del Estadio Akron que se tendrá que conformar con ver a su jugador conquistar el título de goleo.

Por si la fiesta de Pulido no fuera suficiente, Antonio Rodríguez consiguió algo poco visto en el futbol. En la agonía del partido Sebastián Jurado dejó descubierta su cabaña por ir a rematar un saque de esquina. El balón cayó en las manos del arquero rojiblanco quien colgó el 3-1 definitivo con un remate kilométrico de portería a portería.

La algarabía y el carnaval se dio cita en el Estadio Akron al silbatazo final. Salcido se despidió del futbol mexicano que le vio levantar un par de veces el título, la casa de las Chivas dijo adiós a Jorge Vergara con quien regresaron a la cima del balompié nacional y Pulido celebró su posible campeonato de goleo.

Del otro lado de la cancha todo lo contrario. La sombra de la incertidumbre rondará el puerto jarocho los próximos días hasta el día del ‘juicio final’. El 3 de diciembre se sabrá el veredicto final. ¿Continuarán los Tiburones en el máximo circuito?

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ