Auténtico Vasco

Si tuviera que definir en una palabra la imagen de Javier Aguirre, esta sería: autenticidad.

Como jugador fue tan exitoso como duro y en esa faceta quedará para la historia el jalón de pelo a Manuel Negrete tras aquel golazo de tijera a Bulgaria en la Copa del Mundo de 1986, para muchos el mejor gol en la historia de dicho torneo.

Es muy probable que los más jóvenes no tengan conocimiento de que Javier inició su carrera en los banquillos como auxiliar técnico de Miguel Mejía Barón durante la Copa del Mundo de 1994, misma función que ejerció con Guillermo Vázquez un año después en los Juegos Panamericanos. Estas oportunidades como auxiliar se las dio su condición de líder y la influencia que tenía para mantener sano a un vestidor.

En 1996 tendría un paso corto en Atlante, ya como Director Técnico, que le alcanzó para salvar del descenso a los azulgranas; sin embargo, “el Vasco” se tomó 2 años para capacitarse en España, los cuales rindieron frutos al frente de Pachuca, consiguiendo su primer título en 1999 y saliendo a “sacar las papas del horno” cuando la clasificación a la Copa del Mundo en 2002 estaba en riesgo.

Tras una eliminación sorpresiva ante Estados Unidos, Aguirre da el salto a Europa para tomar las riendas de Osasuna, club con el que aumenta su perfil al convertirse en Mejor Director Técnico de España en 2006, lo cual le valdría para pasar a Atlético de Madrid y, nuevamente a la selección mexicana cuando las cosas no iban bien con Sven-Göran Eriksson rumbo a la Copa del Mundo de 2010. Javier, además de líder, ya también se estaba convirtiendo en especialista en “bomberazos”.

Tras una polémica eliminación ante Argentina, Aguirre regresa a la liga española para dirigir a Real Zaragoza y a R.C.D. Espanyol y posteriormente convertirse en seleccionador de Japón, de donde saldría por las acusaciones de amaño en su etapa con “los Maños”. Poco tiempo después vendría la oportunidad para probar suerte en tierras “exóticas” con el Al-Wahda y la selección nacional de Egipto.

Hoy Javier “el Vasco” Aguirre, en su faceta de especialista en “bomberazos”, llega a CD Leganés con el enorme reto de sacarlos del fondo de la tabla. Haciendo un recuento de su trayectoria, puedo apostar que es el mejor candidato para la difícil misión, al menos por lo que su imagen nos comunica; personaje frontal y cercano que sabe conectar con su audiencia, un gestor de vestidor que sabe inyectar carácter y transmitir sus ideas a sus dirigidos mientras dicta cátedra semana a semana de cómo hacer un casi perfecto manejo de prensa y para muestra lo que dice la prensa española con su regreso: “a Javier tienes que quererlo”. Y, ¿cómo no? Si es el único D.T. que pone su granito de arena para que la marca País “México” crezca en la élite de estrategas.

Una patada a un futbolista panameño, esconderse tras una gorra en conferencia de prensa previo a un partido de Copa del Mundo… Javier también se equivoca y solo es una muestra más de su autenticidad. Mucha suerte a “Vasco”.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ