Tras presión de padres, Regional da quimioterapias a niños con cáncer

Esperan familias que campana de flujo laminar llegue en el período acordado

Cora de Jesús Rodríguez, representante de los padres

Tras la presión ejercida por los padres de niños con cáncer y medios de comunicación el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz reactivó esta mañana el suministro de quimioterapias a los menores de edad en el área oncológica de la Torre Pediátrica, luego de que los medicamentos oncológicos necesarios para los tratamientos fueran preparados previamente en la clínica del ISSSTE de esta ciudad.

Desde el lunes, las familias de pacientes con cáncer infantil habían bloqueado la avenida 20 de noviembre, frente al HAEV, para exigir la compra de una campana de flujo laminar, con la cual se hace la mezcla de los medicamentos que se ocupan para las quimioterapias, que se habían suspendido una semana atrás.

Fue apenas la noche del martes cuando se llegó a un acuerdo con el director de la clínica, Sócrates Gutiérrez Castro, quien realizó el compromiso de comenzar nuevamente con la aplicación de las quimioterapias a los menores de edad. Además, los padres tendrán que esperar un período de cuatro meses para la llegada de la campana de flujo laminar, mientras tanto sus hijos recibirán los tratamientos en la Torre Pediátrica con apoyo del ISSSTE.

Madre de menor que cayó de cuna en ISSSTE sigue esperando una disculpa

Gran Tercera Carrera ISSSTE Veracruz

Cora de Jesús Rodríguez, representante de los padres, confirmó a EL DICTAMEN que a partir de las diez de la mañana los médicos empezaron a darles las quimioterapias a los niños. Asimismo, declaró que esperarán el tiempo que las autoridades del HAEV pidieron para la entrega de la nueva campana, pero que si no se cumple con el trato buscarán ser escuchados ante instancias mayores.

“Nos ofrecieron por parte del alcalde lo que es la campana, también, vamos a ver por qué parte sea más rápida o por qué medio nos las pueden entregar, que sea en menos del tiempo que se habla de cuatro meses”, comentó.

Aseguró que existen padres que tienen que pagar las quimioterapias de sus hijos, sobretodo los que tienen tumores sólidos, linfomas de Hodking y de Wilms. Los gastos llegan a ascender hasta a nueve mil pesos cuando los pacientes permanecen internados, esta cantidad corresponde a un cuadro de quimioterapias y medicamentos suministrados durante varios días.

Sobre las declaraciones del oncólogo Sergio Gómez, quien afirmó que las enfermeras que han aplicado quimioterapias en condiciones indebidas tienen problemas de salud, confirmó que han platicado con ellas y observado que tienen manchas en la piel, además de que algunas de ellas han tenido abortos por la misma causa.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.