50% de veracruzanos en pobreza alimentaria

Foto: Twitter

El 48.7 por ciento de la población en Veracruz tiene un salario inferior al costo de la canasta alimentaria, que tiene un costo de mil 500 pesos mensuales por persona, según datos brindados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en el segundo trimestre del 2019.

Estas cifras convierten a Veracruz en el sexto estado a nivel nacional con mayor inseguridad alimentaria, pues a sus pobladores apenas les alcanza para poder comprar productos básicos que el CONEVAL señala como fundamentales, como tortillas, azúcar, carne de pollo, res y cerdo, pescado, arroz, frijoles, cebolla, chile, jitomate y agua embotellada.

Ante la situación, las familias veracruzanas han tenido que cambiar sus hábitos alimenticios y sustituir varios productos de la canasta alimentaria por otros de menos calidad nutritiva. Incluso, hay hogares donde se ha llegado a consumir mayor cantidad de tortillas y azúcares que permitan a sus miembros sobrevivir y enfrentar la falta de presupuesto para poder tener acceso a una alimentación digna.

Pobreza afecta a Veracruz: 10% de la población no sabe leer ni escribir

Los salarios no alcanzan para llevar una buena alimentación, ya que el 18.4 por ciento de los veracruzanos gana menos de un salario mínimo, que se mantiene en 102 pesos. A esto se suma que del total de su sueldo, una persona se ve obligada a ocupar el 60 por ciento del mismo para pagar servicios como agua y luz, y cuentas en empresas trasnacionales.

Este panorama llevó a Veracruz a convertirse en el tercer estado con mayor desnutrición severa en el 2018, con 462 casos, tan sólo por debajo de la Ciudad de México y Estado de México, pues las familias no consumen los alimentos adecuados debido a que no pueden pagarlos. En cambio, en la dieta cotidiana de los veracruzanos han tomado fuerza las bebidas azucaradas, pan dulce, volovanes, la comida rápida y los alimentos “chatarra”, como una medida para satisfacer el apetito, pero que abunda a las ya alarmantes cifras de enfermedades como diabetes y obesidad, en las que el estado es primer lugar a nivel nacional.

Sin embargo, la crisis no es exclusiva de las zonas rurales y ciudades pequeñas, donde las familias se quedan con hambre al final del día, ya que también en todas las zonas metropolitanas del estado (Xalapa, Poza Rica, Córdoba, Orizaba, Veracruz, Acayucan, Minatitlán y Coatzacoalcos) hay registros de familias que no pueden pagar el costo de la canasta alimentaria, lo que las ha obligado también a encontrar alternativas para satisfacer el apetito.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.