FINANZAS PERSONALES

La toxicidad financiera del cáncer

Por: Erika Mike

Octubre es el mes de sensibilización sobre el cáncer de mama, cuyo objetivo es aumentar la atención y el apoyo para una detección a tiempo, el tratamiento y los cuidados paliativos. Cada año  en el mundo de detectan 1.38 millones de nuevos casos y se reportan 458 mil muertes por este padecimiento.

Sin duda se trata de una batalla tanto física como emocional, pero también financiera. Pocas veces nos detenemos a analizar cuánto cuestan los tratamientos contra este tipo de enfermedades y qué es lo que podemos hacer para prevenir que la detección de un padecimiento como el cáncer de mama acabe por dejar a nuestra familia en banca rota.

Las personas en tratamiento por cáncer deben erogar un promedio de 30 mil pesos al mes para su tratamiento, cantidad que duplica el ingreso mensual promedio de las familias mexicanas, lo que pone en un grave aprieto a los pacientes y sus familias.

En México son escasos los datos financieros que hay entorno al cáncer, no obstante en países como Estados Unidos se estima que la familia llega  a perder entre el 40 y 50 por ciento de los ahorros de toda su vida y un 30% caen en bancarrota. En España, por ejemplo, llegan a perder hasta el 20%.  A esto se le conoce como “la toxicidad financiera del cáncer”, es decir, todos aquellos los problemas que enfrenta el paciente de cáncer por el costo del tratamiento.

Este año el Gobierno Federal redujo hasta en un 50% los recursos destinados para la detección y tratamiento de diferentes tipos de cáncer, por lo que la alternativa más cercana será contar con un seguro médico de gastos mayores.

El problema radica en que actualmente solo 1 de cada 10 mexicanos cuenta con un seguro de gastos médicos mayores privado y quien cuenta con uno aun así debe de gastar al menos un 20% de sus ingreso en el pago de conceptos como deducibles, copado o coaseguro.

Por esta razón se recomienda que al elegir un seguro de gastos médicos mayores  se revise y considere lo siguiente:

* Revisar las sumas asegurada (de preferencia que sea por un mínimo 5 millones de pesos).

* Considera el deducible que se tendría que pagar en caso de presentarse la enfermedad.

* Revisa las exclusiones y la manera en que te indemnizan en caso de tener un diagnóstico de cáncer.

En México un paciente con cáncer tiene el doble de probabilidad de sufrir una bancarrota. Aunque los montos pueden varias el tipo de atención y el tipo de cáncer, los gastos por tratamientos pueden rebasar el millón de pesos.

Si quieres conocer más temas sígueme en Facebook (@ErikaMikelH) y entérate de más temas que pueden interesarte. ¡Hasta la próxima!