Diseño de Imagen

Cuenta regresiva para Halloween… ¡Dile adiós a estos disfraces!

Por: Yazmín Zúñiga

¡Estamos a mitad del mes de Octubre! Lo que significa que la oportunidad de disfrazarnos, sin importar nuestra edad, se encuentra a la vuelta de la esquina. ¡Así que debemos ir pensando en el atuendo ideal para Halloween! ¿Sabías que muchos personajes públicos y celebridades pasan semanas (a veces meses) programando, junto a sus estilistas, el disfraz que portarán el 31 de octubre?

Si te preguntas cuál será la razón de dar tanta importancia a ello, aquí te lo explico: Por un lado se busca viralizar el trabajo creativo que se hace, así con el pasar de los años se seguirá mencionando (y recordando) a quién lo ha usado. Pero eso no es todo, el elegir un disfraz no es tarea fácil, se debe conocer y cuidar cada uno de los significados que este pudiera emitir. Sí, el aspecto visual, es muy importante pero puede causar un efecto negativo si no se entiende el contexto donde se utiliza. ¿Un ejemplo? Heidi Klum, la modelo de origen alemán, es conocida por ser la reina de los disfraces para esta fecha, sin embargo en el año 2008, al optar caracterizarse como la diosa hindú Kali, recibió muchas críticas ya que “denigraba” la imagen de esta figura considerada como sagrada.

Entiendo que  conocer la delgada línea entre lo que resulta ofensivo y lo que no, puede ser complicado. Por lo tanto, aquí te dejo una lista de aquellas indumentarias a evitar si lo único que buscas es divertirte y disfrutar de ese día:

1.- Vestirte como el estereotipo de una cultura o religión: aunque tengas en mente la versión sexy de ello, la realidad es que puede resultar ofensivo para los habitantes de ese lugar o país. Así que olvida salir de casa con algún disfraz de indio nativo-americano, árabe, geisha, entre otros. (No importa si los comercializan en supermercados o tiendas especializadas)

2.-Los acontecimientos trágicos, tales como accidentes, muertes de personas o animales, masacres o atentados. El sufrimiento o el fallecimiento de alguien no tendrían por qué ser objeto de referencia.

3.-Blackface: pintarte la cara o el cuerpo de color negro con la finalidad de hacer referencia a algún personaje o celebridad de ascendencia africana es considerado un acto racista, ya que anteriormente se hacían espectáculos donde actores se burlaban de los esclavos al caracterizarse de esta manera, caricaturizando a los negros como flojos, pervertidos e ignorantes.

4.- Terroristas: desde los nazis hasta aquellos que han atentado recientemente contra la vida de inocentes. (Y no importa si existen series o documentales sobre ellos).

Ahora ya sabes qué no es válido utilizar en pleno 2019, y recuerda que en esta época donde tienes mayor acceso a la información ¡Puedes documentarte sobre lo que infiere tu elección de vestuario! Así que ya no hay excusas para desatinar con tu disfraz. Mientras tanto, ¡nos leemos el próximo viernes!

PR & Image Consultant

Correo: [email protected]

Whatsapp: +33 7 66 44 35 31

Instagram: @yazmin_zues

Facebook: Yazmín Zúñiga