Representantes de EEUU aprueban la Ley de Democracia de Hong Kong

La semana pasada, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley de Democracia de Hong Kong, lo cual enfureció a China y alejo cualquier posibilidad de arreglo inmediato del conflicto comercial que guarda una precaria tregua. La nueva norma pondría fin al estatuto comercial especial de Washington para esa región china semiautónoma, a menos que el Departamento de Estado certifique anualmente que las autoridades de la ciudad respetan los derechos humanos y el Estado de Derecho.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong pasó al debate en el Senado antes de que pueda convertirse en ley, sin embargo, ha atraído un inusual apoyo bipartidista en un Congreso actualmente polarizado. Con ello están instando al presidente chino y la presidenta ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, a cumplir fielmente las promesas del gobierno de que se protegerán los derechos y la autonomía de Hong Kong, según el representante republicano Chris Smith, principal patrocinador del proyecto de ley.
China expresó su indignación por la aprobación del proyecto de ley, señalando que lo que Hong Kong enfrenta no es un problema de derechos humanos o de democracia, sino el tema de detener la violencia, restablecer el orden y defender el estado de derecho lo antes posible.

Recordemos que Hong Kong, antigua colonia británica y ahora región china semiautónoma, se encuentra desde hace meses sacudida por manifestaciones de ciudadanos que acusan a Pekín de despojarla de sus libertades. Sin embargo, China retrata a los manifestantes como violentos separatistas y se enfurece ante cualquier interferencia extranjera en el asunto.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.