Las oportunidades están en los mercados emergentes

Hay tres países en el mundo en los que deberíamos fijarnos para invertir, aprender su idioma o enviara nuestros hijos a concluir sus estudios, contra más de 100 países que ni siquiera deberíamos visitar. Por falta de espacio solo señalamos los tres primeros: Canadá, Australia y Brasil. Y en cuestión de inversiones y cuando casi se termina el año 2019, los expertos precisamente apuntan a Brasil, considerándolo un mercado emergente barato y a Rusia, también emergente, como el mercado con más potencial.

El tercer trimestre ha sido difícil para la economía global que se desaceleró por la tensión comercial entre EEUU y China, pero que la Reserva Federal (Fed) aminoró recortando los tipos de interés y adoptando un tono más cómodo al reducir la presión sobre el dólar, beneficiando a la renta variable emergente, que este año sube un 3% y, por tanto, tiene más potencial. Históricamente invertir en emergentes ha sido sinónimo de rentabilidad si se está vacunado contra el riesgo. 2018 fue malo del selectivo emergente cerró su peor ejercicio desde 2011 con una caída del 12,5% y éste también está siendo agitado, ya que a la inestabilidad por la disputa arancelaria se han sumado la incertidumbre política por los procesos electorales que han llevado al indicador emergente a dejarse 10 puntos frente al índice global desde enero.

Rusia es el mercado con más potencial, superior al 30% y a pesar de las preocupaciones por el debilitamiento del crecimiento mundial, su economía ha salido de la recesión de 2016 con un aumento de las reservas de divisas, la mejora del superávit en cuenta corriente del PIB, la expansión de los PMI, la caída de los tipos de interés reales, por lo que es más probable que los tipos de interés nominales bajen y las acciones parecen tener mejor valor que los bonos por primera vez en muchos años. Brasil es la bolsa más barata al cotizar. El Bovespa se revaloriza un 15% y puede escalar otro 16%. Con Argentina como su primer destino de exportaciones señalan los expertos que el elevado déficit público será clave para los inversores.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.