Oaxaca, una ventana gastronómica al pasado

La cultura gastronómica es un ejemplo de la atemporalidad oaxaqueña y en estos días bañados de superstición y viejas creencias, dirigirse a Oaxaca a degustar de sus manjares puede ser la mejor alternativa.

Oaxaca es una ventana al pasado, a través de sus costumbre y tradiciones se pueden ver los diferentes momentos históricos por que ha cruzado México.

Y pese a los cambios tan radicales que han traído consigo las diferentes transiciones de eras, Oaxaca conserva intactos rituales ancestrales.

View this post on Instagram

Sigue a @OAXACAPARATODOS ¡Nuestra Nueva Comunidad. . @imikhe felicitaciones tu foto ha sido seleccionada por ser una postal digna de ser compartida. 🇲🇽APOYA AL TALENTO Visita su increíble Galería ❤🇲🇽 No olvides etiquetarnos y utilizar el tag #oaxacaparatodos para futuras menciones SELECCIÓN 👤📸 @CHEMAMADRIGAL • EQUIPO OAXACAPARATODOS: @maya.fuu @chemamadrigal @corazon_oax32 Síguenos en nuestra cuenta principal: @CDMXPARATODOS |#Mexicocityofficial|#Mexinstantes|#Mexico_Maravilloso|#mochileromx|#OaxacaLoTieneTodo |#mexicodesconocido|#cdmx_oficial|#oaxaca|#urbanacdmx|#igersCDMX|#instaCDMX|#elbarriomexicanorifa|#knightones|#vive_oaxaca|#mexico_capital|#vive_mexico|

A post shared by Oaxaca Para Todos (@oaxacaparatodos) on

La cultura gastronómica es un ejemplo de la atemporalidad oaxaqueña y en estos días bañados de superstición y viejas creencias, dirigirse a Oaxaca a degustar de sus manjares puede ser la mejor alternativa.

Los platillos que ofrece el estado a través de sus ocho regiones son tan variados que no te alcanza una temporada de vacaciones para probarlos todos.

Entra en vigor en Oaxaca ley que descriminaliza la interrupción del embarazo

Inauguran expo artesanal en Oaxaca, ¡La Muerte se Vive!

Oaxaca tiene sabor a ingredientes prehispánicos en sus múltiples recetas de moles indígenas, mismas que concentran el gusto de más de 20 productos en un solo guiso. Este platillo no falta en las ofrendas que se ofrecen a los antepasados en los populares altares de muertos. Al mole se le canta en Oaxaca, Lila Downs recuperó las estrofas de una canción popular en el estado, la cumbia del mole, y dice – por el cielo de Monte Albán de noche sueño contigo.Mi querida Soledadme a guisar un molito-.

Los oaxaqueños han hecho de los insectos todo un manjar, con recetas heredadas de la época prehispánica, pero también con recetas creadas a partir de la época colonial, de los gustos europeos por los insectos. En Oaxaca los saltamontes y los gusanos son comidas de culto, junto con un tarro de mezcal suelen ser la representación de un estado donde el folklor sigue tan presente como hace decenas de años. Casa Oaxaca es un restaurant de élite, donde su chef principal Luis Arellano, se refiere a los saltamontes como una “delicia pulcra que no tocan la tierra, viven sobre la hierba, y saben a la humedad de la tierra”.

Los comales de barro en Valles Centrales, doran las tortillas con más de 30 centímetros de diámetro, mientras está en el fuego se le unta a la tlayuda un asiento de puerco, se agrega quesillo, lechuga, cecina de res, salsa picante y finalmente se deja reposar en el anafre para que los ingredientes cojan el sabor de la leña. La tlayuda es más que una tradición, es incluso parte de la dieta cotidiana de muchos Oaxaqueños.

Deléitate en vida con los platillos tradicionales de Oaxaca, y si tienes la oportunidad estos días de visitar el estado seguro te encontraras con un ambiente pagano que te remontará a las vivencias del México antiguo.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestras newsletters aquí