ONU-Hábitad firma convenios para proyectos clave en México

La Agenda Urbana 2030 contempla la construcción de entornos equitativos, seguros y sostenibles

Xinhua

El Gobierno de México firmó este lunes un acuerdo de colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) con el propósito de que el organismo lo acompañe en proyectos clave como el desarrollo urbano de 15 comunidades a lo largo del Tren Maya, el corredor Transístmico y el Programa de Desarrollo Integral de Centroamérica.

La vicecanciller mexicana para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado, precisó que Naciones Unidas colaborará en los proyectos estratégicos que requiera el Gobierno de México. La Administración mexicana tendrá asesoramiento en diversos proyectos entre 2019 y 2024.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de México, Román Meyer, recordó que la Agenda Urbana 2030 contempla la construcción de entornos equitativos, seguros y sostenibles, lo cual, afirmó, “es un tema prioritario para el Gobierno de México”.

“El proceso de urbanización de los últimos 30 años se caracterizó por ser un modelo de rápida expansión que triplicó el crecimiento urbano sobre el de la población, generando asentamientos irregulares que no ofrecen condiciones óptimas para el desarrollo de las familias y que; sin embargo, se han convertido en la única opción para millones de personas”, indicó.

Exhorta la ONU a despenalizar el aborto en todo el mundo

Nivel del mar aumenta rápidamente: ONU

Reconoció que conmemorar el Día Mundial del Hábitat es motivo para “hacer visible lo evidente: la gran desigualdad socio-territorial que existe en nuestro país”.

“La innovación a la que nos invita el lema de este año, es también proponer y cambiar la forma como se han venido haciendo las cosas; es situar a las personas como sujetos de derechos y a trasformar la forma como se han gestionado los entornos para mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos”, ahondó.

Al mismo tiempo criticó que las políticas públicas del pasado excluyeran a grupos vulnerables del acceso al mercado formal del suelo, convirtiendo a los modelos de urbanización en una forma cada vez más común para gestionar los espacios; cabe señalar que en las zonas metropolitanas del país, existen alrededor de 7,5 millones de predios irregulares.

“En la Sedatu se ha planteado impulsar un hábitat más humano, asequible y sostenible que permita construir espacios en los que podamos vivir seguros y en condiciones de igualdad; sin embargo, no pueden ser posibles sin innovar en las políticas públicas, por eso necesitamos atender las necesidades de la población con mayores niveles de rezago, a los que históricamente se les ha negado el derecho a un hábitat”, agregó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.