A los 123 años, muere la mujer más longeva del mundo

Al momento de morir, la rusa Tanzilia Bisembéyeva crió a cuatro hijos, tenía diez nietos, trece bisnietos y dos tataranietos

Foto: Agencias

La rusa Tanzilia Bisembéyeva, que en 2016 fue incluida en el libro ruso de récords mundiales como la persona más longeva del mundo, murió a la edad de 123 años, según informó su hijo Shintas Bisembeyev a la agencia Interfax.

La mujer, nacida el 14 de marzo de 1896, vivía en la aldea de Islamgazi, en la región de Ástrajan (sur de Rusia), indicó su hijo.

El jefe del distrito de Krasnoyarsk, de la región de Ástrajan, Nurgali Baitemirov, señaló a la agencia TASS que “todo el pueblo vino al entierro para presentarle sus respetos”.

“Todos la respetaban. Era una persona muy hospitalaria y abierta”, relató su hijo, para quien la amabilidad y una actitud positiva ante la vida eran el secreto de la longevidad de su madre.

Bisembéyeva crió a cuatro hijos. En los últimos años vivía con su hijo menor y su nuera. Tenía diez nietos, trece bisnietos y dos tataranietos.

Suicidio de menores aumenta con la pobreza
Tiroteo en mezquita de Francia deja dos heridos

Tanzilia Bisembéyeva fue incluida en 2016 en el libro de los récords como la persona viva de más edad del mundo.

Fue la segunda persona en la historia en alcanzar la edad de 120 años, según Interfax. La francesa Jeanne Louise Calment llegó a vivir 122 años y 164 días.

En 2017, Nanu Shaova, de 127 años, de Kabardino-Balkaria, en el Cáucaso norte, superó el récord de Bisembéyeva, convirtiéndose en la persona más longeva, de acuerdo con la agencia TASS, aunque esta murió en enero pasado.

Con información de EFE

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.