Armonización de la contabilidad en el Estado para lograr adecuadas auditorías

Foto: Manuel Pérez

Alejandro de Jesús Castellanos Varela, aspirante a dirigir el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), propone la capacitación tanto al interior del mismo, como al exterior, para los entes fiscalizables, como una forma de prevenir la mala integración de las cuentas públicas y la información proveniente de los municipios.

Para ello, recomendó la realización de un convenio con el Instituto de Desarrollo de Técnicas para la Hacienda Pública (Indetec), el cual ha desarrollado modelos de contabilidad gubernamental, que es una de las grandes deficiencias de los municipios.

Expuso que estos modelos de contabilidad ya desarrollados pueden traerse al estado de Veracruz y aplicarlos en todos los municipios, en tanto adecuarlos para los entes fiscalizables y que ello permita la armonización de la contabilidad.

Señaló que el problema que convierte en difícil las auditorías en el estado, es que cada municipio consigue su propio modelo contable y contrata sus despachos afines.

“Esto pudiera ser más fácil y sencillo si todos habláramos el mismo idioma contable”, subrayó.

Resaltó que el Indetec, un organismo descentralizado dependiente de la Coordinación Fiscal Federal, cuenta con un programa de capacitación en el cumplimiento de la contabilidad gubernamental y de la Ley de Disciplina Financiera.

En su vista a EL DICTAMEN, en donde fue recibido por Alberto Villarello Ahued, en representación de la Licenciada Bertha Ahued Malpica, directora Ejecutiva, el CP Castellanos Varela comentó que sus propuestas las hizo en la entrevista con la Comisión de diputados que calificarán a los aspirantes a dirigir al Orfis.

Puso como ejemplo que en Jalisco se ha logrado la armonización a través de este modelo que el Indetec ha desarrollado para la Hacienda Pública.

Comentó que con este modelo se vigilaría el endeudamiento de cada ente fiscalizable como son gobierno del estado y ayuntamientos.

Con ello, sostuvo, se aborda el padrón de proveedores de los entes fiscalizables, lo cual también es un problema ya que cada vez que ingresa una nueva administración, los pagos a proveedores no se cumplen, no los reconocen o se pierde mucho tiempo en realizar sus propias auditorías.

“Los municipios pagan su propio despacho auditor, y aquí hablo de un cambio interesante; que la pague el municipio pero que éste no decida quién la hace para que haya realmente una independencia”.

Vicerrector de la UV aprueba eliminación de exámenes de admisión pero pide más recurso
Proponen fiscalización preventiva para evitar actos de corrupción

Resaltó que a nivel nacional se pugna porque se realicen auditorías en tiempo real, lo cual si bien es difícil por temas de ley, no es imposible.

Explicó que la ley ya permite que se pueda pedir a un ente fiscalizable cierta información dentro del año que transcurre, aunque no haya terminado el ejercicio, pero sobre hechos o actos específicos, siempre y cuando sea un hecho terminado.

Planteó que esto es algo que se debe impulsar y hacer los cambios en la ley para que el órgano pueda entrar a fiscalizar antes de que termine el ejercicio, por ejemplo en obras concluidas.

Consideró que la información derivada de la auditoría debe ser útil y para ello debe ser oportuna. No solo para detectar un quebranto al patrimonio, sino para realizar recomendaciones y que la información sirva para tomar decisiones.

El CP Alejandro de Jesús Castellanos Varela es egresado de la Universidad Cristóbal Colón, tiene una maestría en Impuestos. En su desarrollo profesional laboró en el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext), estuvo a cargo del Departamento de Costos e Impuestos de Tamsa, en el Departamento de Contabilidad de la Universidad Cristóbal Colón, en donde también dio cátedra, actualmente en el Grupo Unión Veracruzana que aglutina empresas de diversas ramas, y asesor financiero del Gran Café de la Parroquia.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.