121 Años de periodismo ético y responsable

El profesionalismo asumido como constante en cada uno de quienes laboramos en este medio de comunicación es determinante para superar desafíos crecientes durante el largo periodo transcurrido.

-Se cumple mixtura de tradición y modernidad
-Vigentes en la competencia del siglo XXI por la ruta de la innovación

A 121 años de distancia de su fundación, la familia periodística de El Dictamen, celebra el aniversario con beneplácito porque la opinión pública ratifica el reconocimiento como Decano de la Prensa Nacional con enfoque objetivo, responsabilidad social, abanderando siempre las mejores causas de Veracruz de México y del mundo.

Sin duda, el profesionalismo asumido como constante en cada uno de quienes laboramos en este medio de comunicación es determinante para superar desafíos crecientes durante el largo periodo transcurrido. Esa preferencia del público como vocero confiable del acontecer diario deriva de la transformación permanente para estar a la altura del liderazgo ganado a pulso.

Ese proceso de cambio propio del siglo XXI llevó al aprovechamiento de los activos de la tradición centenaria con la modernidad en todos los espacios impresos y ahora también la comunicación cibernética. Complicado el quehacer de informar a un pueblo culto y pensante como sucede con los veracruzanos. El Dictamen cumple con el compromiso de mostrar el pulso de una comunidad global en los términos de oportunidad que permiten los avances tecnológicos, sin dar pie a especulaciones estériles propias del periodismo amarillista, intrascendente.

Respeto al código de ética

Anteriores y actuales generaciones seguimos el Código de Etica establecido en la línea editorial de don Juan Malpica Silva, don Juan Malpica Mimendi y ahora la señora Bertha Rosalía Malpica de Ahued, presidenta ejecutiva y directora general, respaldada estrechamente por sus hijos Bertha Rosalía Ahued Malpica, directora ejecutiva; Karime y Jorge Alejandro Ahued Malpica, jóvenes con sólida formación universitaria y técnica que dan soporte a la posición del periódico de vocero más confiable de la sociedad. Reconocido también por quienes pasaron por sus departamentos como escuela de periodismo.

Seguimos en la competencia

Contra viento y marea, El Dictamen en el curso de más de un siglo permanece en la preferencia de la mayoría de los lectores, representa el ejemplo del valor de la prensa escrita en franca competencia con la multiplicación de medios de comunicación: noticiarios radiofónicos, canales de televisión abierta y de paga, páginas de internet. Amplias las opciones a disposición del público.

La perseverancia de la familia Malpica Ahued permite en este momento estar vigente, cumpliendo el proceso de actualización, donde el contenido y formato resulta con calidad de excelencia, a tono con los intereses de la ciudadanía. Trabajo de equipo apegado a los principios del honor y compromisos legados por quienes sentaron las bases de esta gran empresa editorial.

Diferenciar libertad de libertinaje

Continua abierto el debate relacionado con el concepto de libertad de expresión, cobra importancia cuando Joseph Pulitzer propuso en 1892, la fundación de la Escuela de Periodismo en la Universidad de Columbia en Nueva York con el propósito de contribuir a elevar la calidad del servicio y establecer parámetros de comportamiento orientados a dignificar tanto al quehacer informativo como sus relaciones con la sociedad.

Este derecho forma parte del contenido de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, una realidad práctica diaria; sin embargo somos testigos de la distorsión interpretativa que suele llevar al libertinaje que afecta a la ciudadanía, a la cual debemos defender. Los principios éticos, morales, ventajas de profesionalización se cumplen a cabalidad en EL DICTAMEN a 121 años de su fundación. Ejercer libertad de expresión si; pero con responsabilidad.

Integrados a la innovación

“Renovarse o morir”, reza la conseja popular, por esa razón directivos del Decano de la Prensa Nacional le apuestan a la innovación, conscientes de que la tradición no riñe con la modernidad cuando al frente de la empresa se conjuga la experiencia y la juventud preparada. Pertenecemos a la etapa de la innovación tecnológica, damos respuesta al mercado en sentido integral. Existe mucha historia de Veracruz y México ligada a El Dictamen. Citemos la negra historia de la dictadura de Victoriano Huerta, autoritarismo a su máxima expresión, protestas acalladas con toda la fuerza del Estado Mexicano.

Nunca olvidaremos, fue en ese momento cuando don Juan Malpica Silva resultó víctima del dictador. Por defender la autenticidad de su pluma, el ilustre tlacotalpeño permaneció preso en la Fortaleza de San Juan de Ulúa. Ese fue el costo que pagó en su afán de ejercer la libertad de expresión y la tesis de justicia social.

En el país de reformas y transformaciones, la señora Bertha Rosalía Malpica de Ahued, presidenta ejecutiva y directora general y sus hijos Bertha Rosalía, Karime y Jorge Alejandro Ahued Malpica señalan la guía del programa diario, alientan y mucho, en seguir en la mejora continua. Por esa razón fundamental abren las páginas de EL DICTAMEN a todas las aspiraciones de superación social, política, económica, científica, cultural y deportiva, incluyendo la denuncia pública, luego de verificación correspondiente; pensando en un mejor México donde prevalezca convivencia pacífica y bienestar para todos, un futuro cierto y de grandeza.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.