Mundo extravagante: Los yanomamis (Venezuela)

La muerte, es un proceso que ha inspirado cientos de ritos distintos en todas las culturas habidas y por haber. En México tiene lugar el consabido Día de Muertos, pero en la selva del amazonas (En la parte que le corresponde a Venezuela) existe una numerosa tribu de treinta y cinco mil personas que. Una vez muerto su familiar, ingieren sus huesos calcinados para que éste pueda descansar en paz.

Entre todos los increíbles seres que habitan en el amazonas, se encuentra un grupo de personas conocidas como “Los Yanomamis”, viven en las selvas al norte de Brasil donde su territorio es de 9.6 millones de hectáreas, mientras que al sur de Venezuela gozan de la Reserva de la Biosfera de Alto Orinoco-Casiquiare con 8.2 millones de hectáreas. Sus actividades económicas son principalmente la minería y ganadería.

Habitan viviendas circulares llamadas “Yanos” o “Shabonos” donde caben 400 personas, cada familia tiene una hoguera propia donde cocinan todo el día para luego dormir en hamacas cercanas a las fogatas. Se trata de un pueblo único pues, si bien tienen representantes que manejan la política exterior, no existen clases, no hay jefes ni realezas. Los hombres se dedican a cazar, pero todo lo que hayan conseguido debe repartirse entre los demás, los cazadores deben ser alimentados por lo que otro haya cazado.

Por otra parte, las mujeres se dedican a la siembra, donde crecen 60 tipos de grano, (de ahí proviene el 80% de su comida) así como quince variedades de miel. La única actividad donde trabajan hombres, mujeres y niños, es la pesca, donde los más pequeños muelen haces de vid que dejan en el agua, el líquido entorpece a los nadadores que son pescados por los hombres.

Venezuela, tiene una crisis alimentaria, constantes apagones por falta de energía y otros problemas, razón por la que sus aborígenes no son una de sus prioridades. Y quienes llegaron a Brasil tampoco viven seguros puesto que, existen propuestas de ley para que ganaderos y mineros se adentren en la selva para apropiarse de las tierras.

El ritual funerario por el que se hacen cada vez más populares en el mundo se llama “Reahu”, que se divide en 3 etapas. De entrada cabe destacar que los yanomamis no aceptan la muerte como parte de la vida, ellos piensan que es el resultado de la magia negra, que alguna tribu rival envió espíritus malignos para ultimar a sus seres queridos, razón por la que no entierran a sus familiares, pues creen que sería atrapar el alma del fallecido para siempre.

Lejos de eso, dejan que los cuerpos ardan en una hoguera junto con sus pertenencias, al mismo tiempo, las mujeres pintan todo su rostro de negro mientras que toda la familia le grita al fallecido por su parentesco (“Papá”, “Tío”, “Abuelo”).