Crítica: TODAS LAS PECAS DEL MUNDO


⭐️⭐️
Por: Mario E. Durán/Cinéfilos

Si a mí me dicen “ésta será una película llena de nostalgia para todos aquellos que vivieron la época de los 90´s” y sea de paso “que te permita recordar aquel tiempo dentro de las aulas de clase”, mi perspectiva se va en alto al precisamente haber sido parte, en aquel tiempo, de esa época que considero como mi tiempo dorado de vida. Es por eso que “Todas las pecas del mundo” resultó atractiva de primer momento, pero, lamentablemente, no cumplió con mis expectativas, no porque sus actores sean malos, sino porque nunca me transmitió eso que quería ver, ni en la historia ni en el supuesto soundtrack memorable que escucharía (del que solo a su inicio suena una canción de Vilma Palma E Vampiros y a media cinta otra de Café Tacuva), de ahí en fuera es una historia más que nos hace vivir un momento divertido y noble, más no memorable e inolvidable.

La enérgica vida de José Miguel Mota (Hanssel Casillas), un joven de 13 años con faceta de inventor y enfadado con la vida, lo hace llegar a una nueva secundaria debido a que el trabajo de su padre obliga a toda la familia a mudarse constantemente; pero es en este nuevo colegio donde se enamora de la chica más bella, Cristina Palazuelos (Loreto Peralta), e inmediatamente se pone una meta que parece casi imposible: conquistarla a toda costa.
De eso parte la historia en la que pensamos de inicio que nos transportaremos a unas aulas donde reinará el Bullying y las situaciones incomodas de la edad, pero esto solamente se enfoca en la meta de un chico que de inicio se siente incómodo y solo piensa en él, dando margen a la cercanía que tiene con dos personajes de forma inmediata, una chica punk que se convierte en su mejor amiga, y el alumno mayor que tantas veces ha reprobado el año que no ha logrado pasar al siguiente grado (y que en secreto mantiene una relación con una maestra); el chico se va adaptando y comienza a vivir aventuras, sumándose otro grupo más de chicos, los “extraños de la escuela” de los que se detalla su personalidad y que son con quienes arma el equipo de futbol; pero, entre tanto, ninguno destaca de la forma en que podemos sentirnos identificados con ellos, sumando con esto la nula química entre los enfrentamientos que Hanssel Casillas tiene con Luis de La Rosa en el papel de Kenji, ya que el primero para ser el protagonista se defiende, es carismático y se muestra cómodo con su personaje, mientras que el segundo, a mi gusto, continua siendo acartonado y presenta mala dicción como en todas sus participaciones (no es un buen actor y lamentablemente es de los consentidos actuales del cine nacional); si a esto sumamos la mesurada participación de Loreto Peralta (casi no tiene diálogos y solo se muestra bonita), es lo que de alguna forma hace sentir a la cinta como efímera, dándonos solamente pequeños momentos entretenidos dentro de esta historia que se desarrolla en el contexto de aquel 1994 (año en el que transcurre) donde estábamos en pleno sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando el Tri estaba en plena copa del mundo (mostrando demasiado fanatismo hacia el futbolista Zague dentro de la película), y en el tiempo en que habían asesinado a Luis Donaldo Colosio; todo eso se presenta en la introducción de la cinta, pero nada de eso repercute dentro de la vida de los estudiantes, de quienes sus padres no figuran, manejando ese “tiempo de soledad” que tanto se empeña en demostrar el cine nacional.

Se puede destacar el intento que hizo el director Yibran Asuad por los detalles de la época (a lo lejos se escucha un anuncio del Canal 5 y se mencionan las caricaturas, se manejan nuevos pesos, la presencia del casete y la vestimenta), pero teniendo la oportunidad de darnos una cinta en la que nos remonta al tiempo donde no existían los celulares y que la convivencia era el fuerte de una amistad, ésta se queda solamente en reflejar el primer amor de un niño, aquel que se obsesiona con una bella chica y que desaprovecha la oportunidad de estar al lado de quien pudo ser su verdadero amor.

Para más noticias y reseñas en CinéfilosMD