Movimiento “Viernes por el futuro”

La joven adolescente Greta Thunberg inició un movimiento hace un año cuando contaba con tan solo 15 años de edad, fue un viernes 15 de agosto de 2018, cuando se propuso hacer algo que despertara la conciencia sobre el cambio climático.

Hoy a los 16 años, se reconoce su trabajo por la recuperación de nuestro planeta, por lo que es una fuerte candidata a recibir el Nobel de la Paz este 2019, todo inició cuando empezó a faltar a clases los viernes para ir sola a manifestarse afuera del parlamento de su país, Suecia, llevaba consigo un cartel que decía “huelga escolar por el clima”, a partir de esas acciones los medios de información voltearon a ver a la decidida joven hija de dos artistas.

Su movimiento llamado “Viernes por el futuro” al que se han adherido millones de seguidores en todo el mundo, preocupados por la contaminación de nuestro planeta, a este movimiento se integran cada día más jóvenes latinoamericanos que salieron a las calles este viernes tanto en la ciudad de México como en muchas de las capitales de nuestra América, no en la proporción impresionante que está tomando el movimiento en Europa y los Estados Unidos, pero si podemos decir que en nuestro país se contabilizaron 65 marchas de viernes por el futuro, en Brasil 48, mientras que en Colombia se sumaron otras 43, en Sudamérica tienen presente el reciente incendio del Amazonas, el pulmón del planeta.

Existen varias catástrofes por contaminación en el continente, en México hemos visto este verano cómo las llamas han arrasado con grandes extensiones de bosques y maleza habitad de miles de seres vivos, ayer en el Ángel de la Independencia un poco más de mil jóvenes se reunieron para caminar en paz hacia el Zócalo en la ciudad de México informando sobre los riesgos que está generando la contaminación en nuestro planeta.

En Yucatán al sur de nuestro territorio, se escucharon las voces de los 11 premios Nobel de la Paz, quienes también alzaron la voz en apoyo a las protestas globales, para exigir a los gobiernos que cambien sus políticas ambientalistas, reducir las emisiones de contaminantes de todo tipo, que está generando un calentamiento global, de no revertir esta tendencia será de proporciones catastróficas e irreversibles.

Es importante destacar que este movimiento no tiene tintes partidistas y afecta por igual a todas las clases sociales del mundo, cifras conservadoras indican que fueron alrededor de 4 millones de manifestantes en los diferentes puntos del planeta.

“El Atlas mundial del Carbono” sitúa a México como el número once en emisiones de dióxido de carbono en el orbe y el primero en Latinoamérica, los jóvenes que se manifestaron cuestionaron que el actual presidente del país, en su afán de detonar el desarrollo con el impulso de energías fósiles no tenga una clara estrategia en contra del cambio climático a pesar de que lo menciona.

El Centro Mexicano de derecho Ambiental, ofrece cifras muy alarmantes, 21 defensores del medio ambiente han sido asesinados el año anterior y la organización Global Witness también hace eco al manifestar que América Latina es la región más peligrosa en la defensa del medioambiente con más de la mitad de los casos registrados en el mundo.
Desde todas las trincheras debemos de unirnos para salvar el planeta y a las nuevas generaciones.

[email protected]
Miembro de la Red Veracruzana de Comunicadores (REVECO)

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.