En la opinión de Buenos Días…

DIJERA EL CLÁSICO: “¿PERO QUÉ NECESIDAD, PARA QUÉ TANTO PROBLEMA?”.
Miren, si en lugar de citar al nefasto hecho donde pierde la vida Don Eugenio Garza Sada y calificar de “valientes” a los presuntos guerrilleros que fueran ocasión de este terrible suceso, el hora renunciado director del INEHRM, Pedro Salmerón, hubiese dicho tal calificativo de los estudiantes que echaron de CU a Luis Echeverría Álvarez el 14 de marzo de 1975 con tremenda pedrada o “tepalcatazo” en la cabeza, habría llenado de júbilo a la población en general, pero no, optó, como todo un buen trasnochado de la historia un sucedo por demás terrible y de gran afrenta para el pueblo de México en general, sobre todo para quienes sí saben de historia. O al menos, como yo, vivimos aquellos espantosos momentos de tanto sin sabor, como lo fuera el sexenio de Echeverría. En donde todo el mundo resultó enfrentado y el país además sufriera un retroceso tremendo en todos los órdenes, pues definitivamente se acabó con él, Echeverría, el “progreso estabilizador” también llamado en el mundo como “el milagro mexicano”, que iniciara Don Adolfo Ruiz Cortines y terminara nada feliz Echeverría.

FIDEL VELAZQUEZ SE HIZO GUAJE CUANDO LEA SUGIRIÓ HUELGAS OBRERAS EN MTY
Pero, como les prometí el sábado pasado, ahí les voy.

LEA se la pasó todo el tiempo de su sexenio denostando a los empresarios mexicanos, principalmente a los “riquillos” de Monterrey, gente trabajadora que estaba más que bien representada por Don Eugenio Garza Sada, quien, como les dije la semana pasada, fuera quien impulsara el crecimiento industrial de México en el siglo XX y generara un sinfín de fuentes de trabajo, a cual más, buen remunerada, con asistencia médica por parte de las empresas, así como de hogares dignos para los trabajadores, mucho antes de que se creara el “Infiernavit” y el Sector Salud tomara el auge que ha llegado a tener.

NO GUSTÓ EN LAS ALTAS ESFERAS POLÍTICAS DE ESE AYER, LA OFERTA DE GARCÍA VALSECA

Bueno, pues Don Eugenio, viendo cómo se iba sumiendo el país en la deuda externa más pavorosa de la historia en ese entonces, tuvo la oferta por parte del General José García Valseca de que le comprara su grupo editorial, el cual constaba de 32 periódicos establecidos en la república mexicana, lo cual significaba un tremendo activo, sobre todo un factor de poder para el Grupo Monterrey, a lo que Luis Echeverría se opuso y por adeudos multimillonarios del General García Valseca con el Gobierno Federal, LEA estatiza los medios de este editor y se convirtiéndose en Organización Editorial Mexicana. Y, por azares de destino, entre la oferta de los periódicos de García Valseca, la oposición de Echeverría y la estatización, se presenta el muy lamentable secuestro de Don Eugenio. Mexicano ilustre de enorme visión, que solo tuvo el interés de ver por el desarrollo sostenido y sano del país, pero, desafortunadamente enfrentó los avatares de la “polaca” mexicana de aquel entonces.

SECUESTROS A MODOM ¡HABÍA GRAN CONTROL EN MATERIA DE SEGURIDAD EN EL PAÍS!
Cabe recordar que los secuestros en aquellos días estuvieron a la orden del día, así como los asaltos a los bancos, de donde supuestamente se hacían de fondo los “guerrilleros”, del país. Lo cual es una falacia tremenda, porque en aquellos ayeres había gente muy capaz en el gobierno, poseedora de un control férreo sobre gente subversiva en el país… Pero ¡En 1975 secuestraron al suegro de Echeverría, José Guadalupe Zuno!, un señor nonagenario, que requería atención médica las 24 horas por motivos de la edad; finalmente lo “liberaron”. Puro show.

FUE UN CRIMEN ARTERO ¡NO LE HAGAMOS AL CUENTO!
Lo de Don Eugenio Garza Sada no fue la “reivindicación” de las clases proletarias en contra del “capitalismo reaccionario” ¡NO!, fue el ensombrecedor hecho del ejercicio hegemónico del poder político de aquel entonces en contra de un ciudadano ejemplar, quien trataba de proteger valientemente (él sí, Don Eugenio Garza Sada) el acervo industrial de la nación de las voraces ansias del totalitarismo (creo que me salió muy bien este último párrafo ¿A poco no?).

YA LUCÍA BASTANTE LOCADIO
Hay que recordar nada más el caos en el que se vio sumergido el país en los últimos dos años de ese sexenio, cuando los rumores estaban a la orden del día, sobre todo si LEA se iba a reelegir o no y si JLP tomaría el poder o no.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.