En la opinión de Buenos Días…

“HIDALGO ERA UN CURA PECADOR”
Leía ayer la reseña de un libro que está por salir a la venta. Se trata de un texto biográfico sobre el Cura Miguel Hidalgo y Costilla. Dicen tal obra desmitifica al Padre de la patria porque muestra su “verdadera” forma de ser, pues no fue un cura como “todos”, pues asistía a muchas fiestas, tenía hijos y además su fervor por la insurgencia se debió a que por cuestiones de impuestos la corona española lo estaba dejando arruinado, amén de que como cura tenía muchos conocidos y criollos acaudalados lo utilizaron para encabezar el movimiento independentista.

TODO SEA POR VENDER LIBROS
En base a lo descrito, solo debemos agregar: ¡Háganme el refabrón cavor! Sin duda alguna el autor se ha de dedicar a decir toda una serie de bobería con respecto a Hidalgo a fin de lograr tener un best seller, lo cual se explica en este tiempo de escándalos y de inventos a la ligera, que con tal de tener los clásicos 15 minutos de fama, la gente hace hasta lo imposible por lograrlo.

LOS CRIOLLOS ESTABAN HASTA LA MADRE DE LOS PENINSULARES
Para empezar, es de todos sabido que Don Miguel Hidalgo era criollo y efectivamente amante de la buena vida, era fiestero y proclive a cortejar damas. Pero, esto prácticamente todos los curas lo hacen, raro es el que no. Y los que no le entran a andar con mujeres, ahí tiene que se desquitan de todas sus frustraciones con los monaguillos, sacristanes o jóvenes seminaristas o de plano asisten a burdeles o también son travestis. No estoy criticando, pero, seguramente el autor peca de incauto o pretende tapar al sol con un dedo, pues la historia de la Iglesia Católica no es sino un transcurrir de preferencias sexuales de lo más disímbola, que hasta raro es el cura que efectivamente trata de cumplir con sus votos al momento de la ordenación.

INDÍGENAS Y MESTIZOS ODIABAN VEHEMENTEMENTE A LOS GACHUPAS
Además, según esto, Hidalgo provocaba el asesinato de peninsulares ¡Por favor! De qué mundo raro habrá salido este autor. ¡Si se trataba precisamente de una lucha armada e independentista! Y que yo sepa, una lucha armada no es ninguna kermesse, por lo que siempre hay muertos. Y entre más muertos haya del otro bando ¡Mejor para el bando contrario!

LOS GACHUPINES ERAN EL DIABLO GOBERNANDO A LA NUEVA ESPAÑA
El cura Hidalgo encabezó a un grupo de criollos que querían mandar a paseo a los peninsulares, pero reconociendo como autoridad a la corona de España. Para tal ocasión necesitaban del apoyo de los aborígenes y mestizos mexicanos a los que les vendieron la idea de la independencia total de la Madre Patria, por lo que la población llana siguió a Hidalgo y tan siguió a Hidalgo y demás criollos que encabezaron la revuelta, que ésta se les salió de las manos al Padre de la Patria y precisamente porque Hidalgo ya había observado la saña con la que el pueblo llano que lo seguía mataba a los gachupines, cuando a un mes del “grito de Dolores”, vence al ejército realista en la Batalla del Monte de las Cruces (30 de octubre de 1810), sitio entre Toluca y Ciudad de México.

Teniendo entonces a su merced la capital del virreinato, Hidalgo opta por regresar al Bajío y no tomar la Ciudad de México, lo cual prolongó la lucha hasta 1821, para entonces Hidalgo y otros líderes insurgentes ya habían sido fusilados. El motivo real por el cual Hidalgo no toma la Ciudad de México y se marcha en reversa, fue precisamente por los cargos de conciencia que tuvo al saber la degollina y baño de sangre en general que iba a ver si tomaba la ya indefensa y lógicamente inerme Ciudad de México. Pero, la cosa resultó peor, porque entonces, por la prolongación del combate insurgente hubo más muertos y más sangre corrió.

POR EVITAR LA MUERTE DE POCOS, EL HORROR SE EXTENDÍO 11 AÑOS MÁS
Pero Hidalgo tuvo todo el mérito de haber iniciado y consolidado la lucha por la independencia de nuestro país. Y se le debe reconocer en todo y por todo. Que boberías esas de querer tener a un querube por “Padre de la Patria”. Si Gandhi, con todo y su resistencia pacífica para la independencia de India, muy a su pesar tuvo que enfrentar cruentas luchas fratricidas. Y por ejemplo, en la guerra de independencia de los EUA de Inglaterra, George Washington y toda una buena camada de esos “libertadores” ¡Eran esclavistas! Y acostumbraban a tener sexo con sus esclavas y el producto que luego nacía de esas relaciones interraciales, eran considerados esclavos y hasta llegaron a vender a sus hijos con sus esclavas los muy móndrigos “libertadores” de “América”.

Thomas Jefferson, el tercer Presidente de los EUA, hasta vivió con una de sus esclavas, Sara “Sally” Hemings, que incluso la llevó con él a Europa (a Francia), para las juntas que los americanos tenía con el gobierno francés, que los apoyó contra Inglaterra. Nunca liberó a esa esclava.

Por lo tanto, no hay que andarle haciendo al cuento, todo el mundo busca su conveniencia y lucha por sus intereses personales y de grupo, pero por eso, por interés. Así que no venga ahora este “mochila” con sus jaladas.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.