Arabia Saudita recupera parte de su producción petrolera

El ataque al principal centro de procesamiento de petróleo saudí en Abqaiq, el sábado pasado, hizo que el petróleo Brent cerró el viernes anterior a 60 dólares por barril, alcanzará los 72 dólares en el curso del lunes para cerrar ese mismo día en los 68 dólares. No era para menos, estaba comprometida la producción del 50% saudí.

Pero en el curso de la semana operó un sofisticado control de daños, y las reparaciones que se estimaban a largo plazo resultaron manejables, se constató que los daños son limitados y se recuperó gran parte el ritmo de exportación, con lo que el petróleo ha vuelto a descender a los 63 dólares el barril.

Sin embargo, el conflicto milenario entre Arabia Saudí e Irán está consumiendo una gran cantidad de recursos financieros de la primer, que gasta en defensa más que el resto de los países del mundo, solo por detrás de EEUU y China, destinando a defensa el 9% de su PIB, frente al 3,2 de EEUU, el 1,9 de China o el 1 de Alemania.

Arabia Saudí destina el 30 % del gasto público a defensa e Irán el 16%, en un esfuerzo bélico que acabará por agotar a ambas naciones fundamentalistas, que sólo terminará cuando una someta a la otra. Por lo pronto, el precio del petróleo se mantiene en torno a unos 60 dólares el barril.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.