Alemania impulsa la “economía verde”

El Gobierno alemán a conocer los detalles de un ambicioso y multimillonario paquete de medidas ambientales, con el que pretende hacer que la mayor economía europea logre sus objetivos de reducción de emisiones de CO2 para 2030. Se estima que la economía verde costará unos 40.000 millones de euros y transformará sectores como el transporte, la agricultura o la vivienda.

Este plan histórico de acción climática, que será una prueba para la alianza entre los conservadores de Merkel y los socialdemócratas (SPD), incluye las siguientes acciones:
· Penalizaciones al CO2, con un impuesto, cuyo costo se trasladaría a los consumidores.
· Motivar al ciudadano a ser más verde, con algún beneficio financiero para que los ciudadanos cambien su comportamiento, como reducir el precio de la electricidad.
· Potenciar las energías renovables, obteniendo alrededor del 65% del consumo de energía de fuentes verdes para 2030.

· Más impuestos a los coches tradicionales e incentivos a los eléctricos. Podrían introducirse impuestos más altos para los SUV que consumen mucha gasolina.

· Edificios más eficientes, con incentivos fiscales para renovar edificios mejorando la eficiencia energética, apoyo para trabajos de aislamiento parcial o la instalación de un nuevo techo.

· Menor fiscalidad para los billetes de tren, para atraer a 5 millones de pasajeros más por año. Las vías se mantendrán y renovarán más rápidamente que antes y el transporte de mercancías se hará más barato.

· Encarecer el transporte aéreo, los vuelos nacionales no serán posibles por menos de 30 euros.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.