200 años del natalicio del Dr. Rafael Lucio Nájera

El destacado Doctor Rafael Lucio Nájera que nació el 2 de septiembre de 1819 en la ciudad de Xalapa.

El destacado Doctor Rafael Lucio Nájera que nació el 2 de septiembre de 1819 en la ciudad de Xalapa. Sus padres fueron Don Vicente Lucio y Doña Gertudis Nájera. Su padre falleció cuando tenía dos años de edad, su madre contrajo nuevas nupcias con el doctor Salas y se radicaron en San Luis Potosí, al ver su gran empeño para el estudio llegado el momento lo envían a la ciudad de México en el año de 1838 para que estudie en el “Establecimiento de Ciencias Médicas”, destaco como alumno obteniendo valiosos reconocimientos, en 1841 se inscribe en los ejercicios prácticos de medicina operatoria obteniendo el primer lugar por el jurado calificador, un año después cuando contaba con solo 23 años –joven para ese entonces– obtiene el título, después de un brillante examen, al año siguiente es nombrado Director del Hospital de San Lázaro cargo que desempeño durante 17 años con pulcra dedicación.

Durante ese periodo hace puntuales observaciones sobre la enfermedad llamada Mal de San Lázaro o Elefantiasis de los Griegos, el la denominaba manchada, percatándose que no existía ningún estudio sobre el tema pensando que era una enfermedad propia de nuestro país

Si nos remontamos tiempo atrás en la historia encontramos que en el año 1528, el conquistador Hernán Cortés edificó en un terreno de su propiedad el primer Hospital de San Lázaro, dedicado a los “lazarinos” o “leprosos” institución de existencia efímera, ya que Nuño de Guzmán, para quedarse con el predio, lo mandó demoler cuatro años después, en 1572, el medico español Pedro López, refunda el Hospital, es en este recinto donde llega como director el Dr. Rafael Lucio, dedicando en lo subsiguiente su vida a la investigación de esta enfermedad.

Fue profesor de la Escuela de Medicina con la cátedra de Patología Interna. También miembro fundador de la Academia de Medicina.

En 1855 y 1868 viajó a Europa y acudió a diversas clínicas y hospitales de Francia, donde deseaba involucrarse en las nuevas tecnologías quirúrgicas y conocimientos más recientes de su profesión. Posteriormente regresó a México.

Durante la invasión norteamericana el 13 de septiembre de 1847 cuando se dio el desorden tras el avance del ejercito estadounidense, el pueblo se sintió indefenso ante los invasores y solo los jóvenes cadetes combatieron con gallardía la defensa de la patria, cuando todos huían el doctor Lucio cabalgaba rumbo a Chapultepec para tratar de auxiliar a los combatientes lo que le hizo merecedor de una medalla y cruz de oro como un reconocimiento a dicha actitud heroica.

Su relación con el Emperador Maximiliano, fue muy cercana, ya que los atinados tratamientos para los padecimientos que el monarca presentaba, le valieron el agradecimiento de este último, otorgándole la condecoración de la “Cruz de la Imperial Orden de Guadalupe” en la clase de “oficial”. Fue junto con el Dr. Miguel Francisco Jiménez uno de los dos médicos mexicanos que atendieron al Emperador.

Por su amistad con el Dr. Ignacio Alvarado, médico personal del presidente Juárez, le correspondió al Dr. Rafael Lucio y al Dr. Gabino Barreda ser los tres médicos que atendieron al Lic. Benito Juárez en sus últimos momentos de vida. Por otra parte, también se distinguió por sus conocimientos de arte, y su dedicación a acumular pinturas de autores famosos. La gran calidad de éstas, le valió el reconocimiento de su famosa colección. Es autor de la obra “Reseña histórica de la Pintura Mexicana en los siglos XVII y XVIII”, editada en México en 1864, con ediciones posteriores en 1889.

El 30 de mayo de 1886 a los sesenta y seis años de edad murió el Dr. Rafael Lucio Nájera, en la ciudad de México.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.