Niños que nacen por cesárea tienen más probabilidad de contraer bacterias ‘mortales’

Foto: Twitter

Los bebés nacidos por cesárea tienen el riesgo de padecer asma, alergias u obesidad por el resto de su vida, gracias a que los microbios intestinales y vaginales que ofrece el parto natural, no son parte de su nacimiento.

La revista científica Nature, en su publicación de este miércoles, hizo un estudio a 596 bebés en su primer año de vida y 175 madres, teniendo como resultado que los pequeños que nacen por medios naturales reciben la mayor parte de las bacterias de su “creadora”, a diferencia de los bebés que “alumbran” por cesárea, pues adquieren los microbios del ambiente hospitalarios.

Algunos de estos son resistentes a los antibióticos.

“Estos microbios son oportunistas, aunque no tienen por qué causar una infección, sí existe ese riesgo si el sistema inmune del bebé está debilitado o si acaban en el órgano equivocado [como el torrente sanguíneo]”, explica Nigel Field, investigador del University College de Londres y coautor del estudio, realizado en el Reino Unido.

“El 80 por ciento de los nacidos por cesárea presenta estos microorganismos, mientras que en el otro grupo solo es el 50 por ciento”.

“Estos microbios hospitalarios suponen el 30 por ciento del total tras una cesárea, pero solo el 10 por ciento tras un parto vaginal”, explica.
¡Insólito! Se quedan sin luz en cuatro países de América
Científicos descubren que médula ósea podría tratar infertilidad
Foto de niño con cáncer y su hermana conmueve las redes

La cesárea, que según la OMS está en un nivel aceptable de 10 o 15 por ciento por a nivel Mundial, en 2015 superó el 21 por ciento.

En España el 24 por ciento de los niños que ven sus primeros minutos de vida en hospitales públicos, nacen por este procedimiento, mientras que el 35 es en el sector privado.

Pero hay países como México (45) o Brasil (55%) que abusan de dicho método científico para que la “cigüeña” haga su trabajo.

“Es muy difícil de probar una relación causal entre desequilibrios en el microbioma del bebé y los problemas de salud, pues hay muchos factores en juego: la cesárea, los antibióticos, el ambiente en el que vive el niño en su primer año, si recibe leche materna, muy beneficiosa para fortalecer su microbioma, si se cría en un entorno excesivamente esterilizado, lo que puede ser negativo, o entre hermanos y mascotas, lo que parece más beneficioso”, advierte María Carmen Collado, investigadora del CSIC.

“Lo que tenemos claro es que hay una diferencia en esos momentos iniciales que puede tener un impacto a lo largo de toda la vida”, añade esta biotecnóloga, que ha recibido 1,5 millones de euros del Consejo de Investigación Europeo para estudiar en 250 bebés cómo influyen estos y otros factores, como la dieta de una madre que se va a someter a una cesárea, en su salud.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.