Manifestantes y policías se enfrentan en Hong Kong

Las autoridades enfrentaron con gases lacrimógenos a los manifestantes que causaron destrozos en lujoso centro comercial

Foto: Agencias

La policía antidisturbios de Hong Kong enfrentó hoy con gases lacrimógenos a manifestantes que causaban destrozos en un lujoso centro comercial en el distrito de Sha Tin, tras profanar la bandera de China, en el décimo sexto fin de semana consecutivo de protestas contra el gobierno.

Cientos de manifestantes irrumpieron en la Plaza New Town de Sha Tin, después de causar daños a una estación del sistema de transporte que lleva al aeropuerto internacional y formar barricadas en Yuen Woo Road, una de las principales avenidas del este de Hong Kong.

Armados con palos, piedras, barras metálicas y otros objetos, los manifestantes ingresaron al lujoso centro comercial alrededor de las 18:10 horas, enfrentando un cerco de policías y destrozando los paneles de vidrio de las puertas de entrada.

Los manifestantes se reunieron con el llamado en redes sociales a ‘ir de compras’ y obstaculizar los negocios de las grandes marcas y comercios chinos e internacionales considerados progubernamentales.

EE.UU. decomisa 5 toneladas de cocaína en aguas del Pacífico
Walmart detiene venta de cigarros electrónicos en EE.UU.

En medio de consignas y cantos de protesta, los manifestantes profanaron una bandera nacional china, que quitaron previamente del Ayuntamiento de Sha Tin, pisoteándola dentro del centro comercial y pintándola con pintura negra en spray, según un reporte del sitio Hong Kong Free Press.

Algunos de los manifestantes arrojaron agua a la bandera, otros la pincharon y desgarraron con un paraguas y la arrojaron a un carro de basura, después la llevaron a un estanque en Sha Tin Park y al final los restos los arrojaron al Río Shing Mun, destacó el reporte.

Ante la euroria de los manifestantes, la Policía disparó breves descargas de gases lacrimógenos y balas de goma para dispersarlos fuera de las instalaciones de la New Town Plaza y arrestó al menos a dos los principales incitadores.

Muchas tiendas dentro del complejo comercial cerraron en prevención a la manifestación no autorizada, que permaneció durante gran parte de la tarde y hasta al anochecer, al igual que en los enlaces ferroviarios y de autobuses al aeropuerto, que fue cercado desde temprano ante las protestas.

El Aeropuerto Internacional de Hong Kong, el octavo más concurrido del mundo, se ha convertido en un objetivo frecuente para los manifestantes que cada fin se semana desde hace más de tres meses se han manifestado en pro de la democracia.

El sábado, la policía utilizó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a activistas, que arrojaban piedras y bombas de gasolina en dos ciudades cercanas a la frontera con China.

El centro financiero chino se ha visto afectado desde hace más de tres meses por manifestaciones masivas, en contra de un proyecto de ley de extradición propuesto a China, aunque ahora se han convertido en un movimiento en favor de democracia.

La situación ha sumergido a Hong Kong en una crisis política sin precedentes desde que el territorio fue regresado a China por Reino Unido en 1997, tras la firma de un acuerdo, en el que China accedió a mantener ciertas libertades de los hongkoneses.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.