Asesino caníbal se vuelve “cocinero” en el psiquiátrico en el que está recluido

Este sádico sexual cumple una condena de 21 años por estrangular a dos mujeres de su vecindario en Reino Unido.

Foto: Agencias

Un británico condenado a 21 años de confinamiento por asesinar a dos mujeres y comerse parte del brazo de una de sus víctimas se desempeña como cocinero del hospital psiquiátrico de máxima seguridad donde cumple su sentencia, informa el diario Daily Mirror.

Graham Fisher, de 46 años, ya se encontraba internado en el hospital de Broadmoor (Inglaterra, Reino Unido) por agredir sexualmente a punta de cuchillo a dos estudiantes de origen español cuando, en 2008, confesó ese doble homicidio.

Su primera víctima mortal fue una vecina de 40 años, Clare Letchford, a quien estranguló y mutiló en 1998, mientras que ocho días más tarde acabó con la vida de una anciana de 75 años, Beryl O’Connor, cuando se encontraba en su hogar.

Sacerdote provoca heridas a un niño durante su bautizo (VIDEO)
Novios caen de puente peatonal tras fuerte abrazo (VIDEO)

Los fiscales del caso describieron a Fisher como un sádico sexual. Sin embargo, un peritaje psicológico concluyó que padecía demencia criminal, por lo cual su sentencia en la prisión fue remplazada por una hospitalización forzosa.

Antes de ocuparse de los fogones, el condenado se sometió a una intervención quirúrgica en la que le colocaron una banda gástrica ajustable debido a que había superado los 130 kilos de peso a raíz de su apetito excesivo.

“Me encanta cocinar”, escribió Graham Fisher a un amigo, al que confesó que desea conseguir un empleo en el que pueda “ayudar a las personas con traumas” a pesar de que es consciente de que se trata de una opción “altamente improbable” debido a su historial criminal.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.