Los Rojos del Águila de Veracruz cumplen 116 años de fundación

El día de hoy cumplen 116 años de fundación los gloriosos Rojos del Águila de Veracruz, sin embargo, por segundo año consecutivo, el puerto jarocho festejará con melancolía a un equipo que forma parte de su historia, pero, que hoy en día, se encuentra desaparecido como muchas franquicias de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

El equipo fue fundado el 16 de septiembre de 1903 por la empresa norteamericana inmersa en el ramo petrolero llamada ‘Águila’. Los propietarios de esta compañía fomentaron el beisbol entre sus empleados y con esto nació la novena más longeva en la historia la LMB.

En 1937, cuando la LMB decide hacer algunos cambios profundos en su organización los Rojos del Águila de Veracruz se coronan como los primeros campeones de la era moderna del circuito. Destacó la actuación del cubano Martín Dihigo, quien, de acuerdo a las crónicas, fue el héroe al ganar los tres juegos de la Serie Final ante Agrario de México.

Al año siguiente, los emplumados se convirtieron en el primer equipo bicampeón de la LMB, el ‘Maestro’ Dihigo demostró porque es considerado uno de los mejores jugadores latinoamericanos de la historia al conquistar el título de bateo con un promedio de .387 y la triple corona de pitcheo, al ganar 18 encuentros, ponchar a 184 bateadores y acumular un microscópico promedio de carreras limpias admitidas de 0.90.

Con la dirigencia del cubano Agustín Verde, los Rojos del Águila culminaron en la cima de la tabla, con un récord de 40-9, con lo que conquistaron su segundo campeonato.

En 1952, el manager Santos Amaro conquistó el tercer título del Águila al llevar al liderato del standing a los porteños. Veracruz presumía un line up con jugadores del calibre de Pedro ‘Charrascas’ Ramírez, Guillermo ‘Huevito’ Álvarez, Mario Ariosa y Lino Donoso.

Nueve años después llegaría la cuarta estrella en el escudo de los gloriosos Rojos del Águila. El cubano Santos Amaro guio a Veracruz a un nuevo título al finalizar la campaña de 1961 con marca de 77-57, cuatro juegos por encima de los Pericos de Puebla. En esta ocasión, uno de los legendarios peloteros del club, Alfred Pinkston, destacó por su importante producción ofensiva, lo que le ganó un lugar en el corazón de los aficionados.

Angelita es querida por todos y Santiago, hijo del Chaco no es la excepción

En 1970, el Águila levantó su quinto trofeo de campeón, nuevamente bajo el mando de un cubano, en esta ocasión se trató de Enrique Izquierdo. Los emplumados derrotaron en seis juegos a los Diablos Rojos de México y tuvieron la dicha de consagrarse ante sus aficionados en el viejo estadio de pelota el Parque Deportivo Universitario.

Pasaron cuatro décadas para que el equipo volviera a ser campeón. En 42 años, el equipo desapareció y regresó en distintas ocasiones, sin embargo, la sequía culminó en 2012. Veracruz terminó en segundo lugar de la Zona Sur con récord de 67-44 y despachó en la primera ronda a los Olmecas de Tabasco. En la final de zona, los emplumados eliminaron a los poderosos Tigres de Quintana Roo.

El más reciente campeonato porteño no llegó fácil. El Águila perdió los dos primeros juegos de la Serie del Rey ante los Rieleros de Aguascalientes, en el estadio Beto Ávila. La escuadra manejada por Pedro Meré logró sobreponerse a la adversidad e igualó la final a dos encuentros por bando, pero, en el quinto juego, los hidrocálidos se llevaron el triunfo en extra innings para posicionarse a una victoria del campeonato.

Ante todo pronóstico, el ‘Príncipe del Mango’ decidió mandar a la lomita de los disparos en el sexto juego a Víctor Álvarez, quien arrancó sobre el que a la postre sería el Jugador Más Valioso del Campeonato, Lorenzo Barceló, y regaló siete sólidas entradas.

En la parte baja del octavo capítulo, con la pizarra 2-1 a favor de los Rieleros, Humberto Sosa conectó cuadrangular para empatar el duelo y en el noveno capítulo, nuevamente Sosa se vistió de héroe al impulsar la carrera del gane con un elevado de sacrificio.

En el séptimo y decisivo encuentro, Veracruz tomó una ventaja tempranera y con tres cuadrangulares apoyaron la labor monticular de Barceló, quien se despidió del juego con la victoria en la octava entrada con los gritos y aplausos de la fanaticada, la cual se le entregó ante su histórica actuación en la postemporada de 2012.

Han pasado casi siete años desde aquel histórico y emotivo capítulo del puerto de Veracruz. El puerto jarocho recuerda con nostalgia los 116 años de vida de los Rojos del Águila y sus seis campeonatos de LMB (cuarto mayor cifra), pero en este nuevo aniversario, solo estarán presenten las memorias y las historias que han quedado plasmadas en las memorias de generaciones de aficionados y enamorados a esta histórica franquicia.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ