Sufren chiapanecos ola de violencia dentro de sus municipios

Alcaldes asesinados, violencia política de género, confrontaciones entre militantes, gobiernos a control remoto y alcaldías incendiadas: los retos a los que se enfrenta Chiapas.

Mujeres dándole el último adiós a Ignacio Pérez Girón, alcalde indígena de Aldama asesinado en mayo de este año.

La víspera, un grupo de habitantes bloqueó la carretera Tapachula-Arriaga, a la altura del municipio de Escuintla desde la mañana -08:00 horas- y durante varias horas, por lo que en la tarde -17:00 horas-, elementos de la Guardia Nacional, Policía Federal y Estatal, los desalojó para restablecer el tráfico en la vía federal.

Tras lo anterior, los pobladores tomaron la alcaldía, posteriormente incendiaron el inmueble y fueron nuevamente desalojados por las fuerzas policíacas, hechos en los que seis personas resultaron detenidas.

Los inconformes protestaron para demandar al edil que cumpla con sus promesas de campaña de mejorar los caminos, a fin de sacar cosechas, brindar seguridad y apoyar programas para el campo, y que se le practique una auditoría a su administración de casi un año.

La Fiscalía señaló que los seis detenidos por los delitos de motín y atentados contra la paz y la integridad corporal y patrimonial de la colectividad y del estado, son: Pedro “N”, Carlos Gabriel “N”, José “N”, Manuel “N”, Néstor “N” y Víctor Manuel “N”; la dependencia aseguró que se continuará la investigación para dar con el resto de los involucrados.

Chiapas y la violencia en sus municipios

Sin embargo, el estado se ha destacado en los últimos años por ser una de las entidades donde más agresiones violentas se registran dentro de sus alcaldías.

Desde el 2015, comenzaron a hacerse tangibles los problemas políticos en los espacios de servicios públicos; sobre todo en las zonas de Altos y Selva de Chiapas, donde las confrontaciones violentas de diversos grupos dificultaron la toma de posesión de varios presidentes municipales.

En el último par de años, este tipo particular de violencia se ha visto incrementada en las alcaldías, extendiéndose por todo el territorio estatal.

Elecciones 2018 en La Concordia

A pesar de que en ese periodo electoral el PRI y PVEM fueron partidos rivales, en el municipio de La Concordia, ambos frentes se convirtieron en aliados contra un enemigo común: el partido local Chiapas Unido.

Allí, los entonces candidatos a la presidencia municipal, Eduardo Melchor del PRI y Roberto Ruiz el PVEM, se unieron para denunciar a Miguel Ángel Córdova García, candidato de Chiapas Unido. Lo acusaron de tener un grupo de hombres armados que en caravanas de camionetas perseguían y acosaban a quienes no simpatizan con su candidatura.

Queman alcaldía en Escuintla, Chiapas

Vuelca en Chiapas camión del Ejército; llevaba libros de texto

El 16 de julio de ese año, dicho grupo armado atacó a simpatizantes del PRI, dejando varios heridos a balazos. Es por eso que ambos candidatos unieron sus voces para exigir al gobierno federal el envió del Ejército Mexicano y las Fuerzas Federales para desarticular ese grupo armado. Acusaciones que negó el candidato de Chiapas Unido.

Violencia política de género en Chiapas

Durante el mismo periodo electoral, 790 candidatas resultaron electas para diferentes cargos en 119 municipios del estado, donde enfrentaron problemas tan solo por el  hecho de ser mujeres.

Más de 60 mujeres fueron obligadas de manera violenta a renunciar a los cargos para los que fueron electas, con el fin de que los puestos fueran ocupados por hombres.

Tal fue el caso de Martha López Santiz, quien denunció que un grupo de agresores varones le impidieron tomar el cargo de síndica en San Juan Cancuc por ser mujer.

Los hechos ocurrieron el 1ro de octubre de 2018, cuando López Santiz y otras cuatro mujeres que tomarían protesta como regidoras fueron agredidas a golpes, presuntamente por seguidores del alcalde electo, José López López.

Alcalde indígena de Aldama es asesinado

En mayo de este año, fue hallado muerto Ignacio Pérez Girón, quien se desempeñaba como alcalde del municipio indígena de Aldama, ubicado en los Altos de Chiapas.

Su familia, al perder contacto con él, reportó su desaparición un par de días antes de  que hallaran su cuerpo en una barranca a orilla de la carretera en el municipio de Zinacantán, a pocos kilómetros de San Cristóbal de Las Casas.

Pérez Girón era presidente municipal según los usos y costumbres del municipio de Aldama, aunque en realidad la alcaldesa constitucional era su esposa, Verónica Ruiz Pérez, por lo que su cargo oficialmente era el de síndico.

Aldama, municipio indígena de los Altos de Chiapas, que vive una situación de inseguridad y violencia desde hace algunos años por una disputa agraria con indígenas de Chenalhó, de forma particular con los habitantes de Santa Martha.

Alcaldías a control remoto

La situación de violencia, inseguridad e incapacidad para controlar lo que sucede dentro de los municipios, ha llevado a distintos alcaldes a ejercer un mando “a control remoto” de sus comunidades desde la capital del estado, en la que muchos de ellos habitan actualmente.

Para lograr este fin, asignan a un representante, usualmente encontrado en los síndicos, para que hagan cumplir sus órdenes, las cuales no siempre son respetadas.

Así, problemas como los bloqueos carreteros registrados el día de ayer, terminan provocando inseguridad en la zona, porque las empresas ya no quieren que sus vehículos transiten por esa región y provoca afectaciones en la población la falta de enseres, sin que haya alguien que se ocupe del problema.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestras newsletters aquí