Migrantes en espera de visa humanitaria permanecen en Veracruz: INM

Por lo pronto reciben apoyo económico del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur)

Foto: Agencias

Migrantes hondureños, salvadoreños y cubanos, se mantienen a la espera de que el Instituto Nacional de Migración (INM), les asigne la visa humanitaria para poder permanecer en México de manera legal, conseguir trabajo y hacer una nueva vida aquí.

Los cubanos vivieron en carne propia la permanencia en las estancias migratorias de Chiapas y Acayucan. Hoy, con el respaldo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), aguardanel papel que, desde su perspectiva, ya les han tardado mucho en la delegación de Migración del puerto de Veracruz.

Exponen incluso que se han percatado que a los centroamericanos la visa humanitaria se les otorga con mayor prontitud.

Sandra, cubana de 38 años, quien salió de Cuba desde el 8 de enero por la vía aérea hacia Guyana, atravesó más de 10 país hasta que llegó a la frontera sur de México en el mes de marzo.

Realizarán en Veracruz primer festival de la “resistencia civil”
Profeco Veracruz: 70% de las quejas son contra CFE

Integrante de un grupo al menos 15 cubanos, logró que en la estación migratoria de Acayucan le otorgaran un salvoconducto para buscar la visa migratoria en nuestro país, acogidos al programa de refugiados de la Comar.

Sin embargo expone que lleva cuatro meses en el trámite ante Migración para lograr la visa humanitaria que le permita desplazarse por el país, y acudir a la Ciudad de México en donde tiene conocidos que le podrían ayudar a conseguir trabajo, porque al menos por ahora no está en sus planes buscar ingresar a Estados Unidos, por el sello de la frontera que ha impuesto el presidente norteamericano Donald Trump.

Situación similar vive una pareja de jóvenes salvadoreños que salió de su país en junio pasado. Ellos no enfrentaron detenciones ni permanencia en estancias migratorias.

Admiten que han corrido con suerte ya que pudieron desplazarse en autobuses del transporte sin ser detectados, hasta que llegaron al puerto de Veracruz para solicitar la visa humanitaria ante Migración.

Sin embargo, este traslado y estancia desde que salieron de El Salvador ya les ha costado una inversión cercana a los 20 mil pesos,

Ellos, al igual que los cubanos, reciben un apoyo económico mensual del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), con el que logran sostenerse, respaldados también por envíos de familiares desde su país de origen.

Relatan que mientras no consigan la visa humanitaria no pueden salir de la ciudad ni conseguir trabajo.

Su idea es permanecer en México, trabajar, y emprender una nueva etapa, ya que aseguran que en su nación no hay condiciones para salir adelante, especialmente por la inseguridad y las extorsiones de “las maras”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.