Finanzas Personales

Impuesto rosa, el precio de ser mujer

Por: Erika Mikel

El “Pink Tax” o impuesto rosa no refiere a un impuesto propiamente cobrado por el estado, sino a cuando las mujeres pagan más que los hombres por lo mismo, este aumento puede ser de hasta 3 veces más.  Este fenómeno no es exclusivo de México. De acuerdo con el Departamento de asuntos del consumidor en la ciudad de Nueva York en un 42% de las veces las mujeres pagan más que los hombres y los productos van desde juguetes, ropa y cuidado personal hasta  cuidado de la salud en el hogar y seguros médicos.

Este estudio, por ejemplo, revela que los juguetes para niña son 7% más caros que los de niño y la ropa infantil costará 4% más si es para una niña.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco)  este  sobreprecio se debe a que las marcas invierten más dinero en la presentación de sus productos, empaque, diseño y publicidad, por el hecho de ir dirigidos a las mujeres, pues al ser más activas en el mercado, las mujeres nos convertimos en un objetivo perfecto para las estrategias de consumo.

De hecho, la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018, menciona que el 86.5% de las mujeres en el país ha realizado al menos una vez una compra que no tenía planeada o fuera de su presupuesto.

Estos son algunos de los ejemplos que la Condusef expone para ejemplificar las diferencias de precios, aunque en muchos otros productos la diferencia puede ser de miles de pesos, como en el caso de los seguros de vida o médicos.

*¿Cómo podemos evitar estos gastos si nuestro objetivo es ahorrar?*

– Compara precios, a veces el mismo artículo es más barato en una tienda que en otra.

– Busca una presentación distinta del mismo artículo, hay muchos productos que no pueden ser reemplazados por las versiones masculinas, por ejemplo: jabones, cepillos de dientes,rastrillos, shampú, etc).

Conocer las disparidades entre los precios de productos similares para mujer y para hombre permite evitarlos en la medida de lo posible y al mismo tiempo brinda la oportunidad efectuar las denuncias pertinentes ante la Profeco.

Aunque en México todavía no existe protección hacia quienes sean víctimas de la desigualdad de precios, en  otros países sí se ha logrado penalizar a las empresas que cobran más a las mujeres y se ha conseguido legislar acerca de la discriminación de precios por género en algunas ciudades, nunca es tarde para comenzar ¡Exijamos precios igualitarios!

Sígueme por Facebook en @ErikaMikelH para enterarte sobre más información relevante o escribirme tus comentarios.