Crítica: HISTORIAS DE MIEDO PARA CONTAR EN LA OSCURIDAD


⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️
Por: Mario E. Durán/Cinéfilos

Si lo que quieres es terror que te permita estar atento de las cosas extrañas que ocurren, sin duda “Historias de miedo para contar en la oscuridad” es una exquisitez que podrás encontrar en cartelera, más al tratarse de una cinta producida por el gran Guillermo del Toro y que está basada en la serie homónima de libros infantiles escritos por Alvin Schwartz, de los cuales, el director y creador se considera fan desde su infancia.

Dirigida por André Øvredal, hablamos de una recopilación de relatos breves que en su momento el autor se encargó de dar forma tomando en cuenta una serie de leyendas urbanas estadounidenses que aterraron a más de uno, todo esto en tres libros que desde su primera publicación en el año 1981, se convirtieron en un tema polémico por considerar su contenido demasiado aterrador para infantes, lo cual es parte del atractivo que podremos encontrar en la película y que se logra de forma efectiva, ya que pese a tener destellos de ser una perfecta “Teen Horror Movie”, es su naturaleza de intriga, los toques gore y la ambientación, lo que hace que niños y adultos puedan sentir pavor.


Muy alejado de los disturbios en las ciudades está el pequeño pueblo de Mill Valley, donde durante generaciones la sombra de la familia Bellows ha crecido enormemente, existe su mansión al borde de la ciudad. Sarah, una joven con horribles secretos, convirtió su tortuosa vida en una serie de historias de miedo escritas en un libro que ha trascendido en el tiempo, historias que tienen la forma de volverse muy reales para un grupo de adolescentes que descubren este terrible libro.

Todo aquello que tenga que ver con la popular noche de Halloween, de forma personal, resulta atractivo para mis ojos, no por algo la película que lleva este mismo nombre es mi cinta favorita con el temible Michael Myers; así que juntando ese característico suspenso con todo y su sonido de fondo, e inyectándole la presencia de un grupo de jóvenes muy al estilo de lo memorable en “Cuenta Conmigo” y lo que recién vimos en el remake de “It”, es lo que nos lleva por completo a disfrutar de este nuevo trabajo que se siente como una bocanada de aire fresco para el género: el grupo de jóvenes protagonistas, interpretados por Zoe Margaret Colletti, Gabriel Rush y Chuck Steinberg, tienen una química inmediata con el público; encontramos momentos cómicos que llegan en tiempo y forma pese a que el horror poco a poco se va apoderando de ellos; el excelente trabajo de ambientación, vestuario y peinado, donde cada detalle nos hace tener el deseo de estar ahí, sumado a las caracterizaciones de los personajes siniestros, algunos de ellos físicos y otros por efecto de computadora, es lo que nos permite tener una sensación de miedo total con su presencia.


Aunque no cuenta con un grado de violencia explícita, si son varios momentos de sangre los que agradarán a los fans, quienes podrán sentir una trama llena de carisma e inocencia, donde no se descuida el factor aterrador con los monstruos que hacen gala en la historia (con un motor indispensable). Las expectativas fueron altas desde el momento en que vimos el primer tráiler, y sin duda el hecho de retomar mucho una película a la usanza de los 80´s, es el atractivo principal al no recurrir a lo poco original que se ha presentado en recientes fechas, no recurriendo a un abuso de efectos especiales, construyendo una atmosfera sombría y tenebrosa que viene de la mano de un buen guión en esta propuesta visual de excelente calidad. Asusta, entretiene y para algunos resultará perturbadora, por lo que no me resta decir que me uno al deseo de que esto pueda continuar en otras entregas…

Para más noticias y reseñas en CinéfilosMD