Al Margen del Café

Todo lo que multipliques por cero, es cero

Por: Katya Ortiz/Al Margen del Café

Desde que somos muy pequeños nos preparan en la escuela, secundaria, preparatoria y finalmente en la universidad con la intención de tener los estudios necesarios para valernos por nuestra propia cuenta. Nos hacen mucho hincapié de lo importante que es tener las mejores calificaciones y como esto equivale a tener éxito. El sistema educativo está totalmente volcado a conseguir un número que según ellos es la mejor manera de evaluar a un alumno sobre el otro. Sin embargo, son de nulas a pocas los centro educativos que se preocupan por darle lo que realmente es necesario a un alumno, cosas como la manera en que debe interactuar con otras personas, cosas como que tipo de personalidad tiene y que debe hacer para adaptarse a los demás.

Es muy común encontrar gente intelectualmente muy capaz, pero cuando les toca interactuar con otras personas empiezan los problemas y hay aún más problemas cuando a esta gente le toca liderar un equipo de trabajo. Esto no es su culpa del todo, pues vienen de un sistema educativo que premia exclusivamente el conocimiento a través de un solo método de aprendizaje. Tal vez no sea totalmente su culpa pero si es totalmente su responsabilidad darse cuenta de ello. Lo primero que hay que reflexionar es el por qué de la necesidad de cambiar. Van a depender muchos factores como el hecho de que hayas tenido una mala experiencia en el trabajo, de que no te sientas a gusto trabajando pero principalmente te tienes que dar cuenta que todo el conocimiento que acumules no te va servir de nada si no eres capaz de conectar con los demás. El primer paso para conectar con los demás es tener la correcta actitud. Es aquí donde debemos entender que todo nuestro aprendizaje, conocimiento, títulos, maestrías suman pero que la actitud multiplica y si tú no tienes la correcta actitud serás una persona cero. Serás una persona que estarás destinada a trabajar en proyectos individuales y las probabilidades de tener un éxito profesional serán bastante bajas o nulas.

¿Pero qué es tener actitud? Es complejo responderlo, pero en pocas palabras y desde mi punto de vista tener actitud es Energía + Empatía. La energía te va permitir energizar a los demás y que seas alguien que contagie positivamente. La empatía hará que tengas una conexión real con las personas, te va permitir tener un vínculo donde puedas encontrar los motivadores que cada uno de tus compañeros tiene y de esta forma sacar lo mejor de cada uno.

Nada de esto nos lo enseñan y terminamos aprendiéndolo tras varios traspiés. Yo cerraría invitándote a hacer una reflexión acerca de la actitud diaria que manejas desde que sales de tu casa hasta que llegas. Te puedo asegurar que con el pequeño cambio de actitud todos tus días cambiaran.

Facebook: Katya Ortiz

Instagram: soykatyaortiz

Twitter: imkatyaortiz