Masacres masivas en los Estados Unidos

El fenómeno de la violencia masiva en los Estados Unidos es algo que no ha podido ser controlado mientras continúe la libre venta de armas

Foto: Agencias

El fenómeno de la violencia masiva en los Estados Unidos es algo que no ha podido ser controlado mientras continúe la libre venta de armas, las motivaciones de odio racial, a los habitantes como una de las varias causas que los originan.

Las escuelas, hogares, parques, oficinas, centros comerciales y todo aquel sitio en donde se reúna la población es susceptible de sufrir un atentado, este año el perpetrado en un edificio de las oficinas municipales de Virginia Beach había sido uno de los más sangrientos dejando a 12 personas fallecidas y otras cuatro heridas, pero lo sucedido en el tiroteo del centro comercial Walmart en El Paso Texas, cobra una relevancia para la sociedad norteamericana debido a la nueva masacre que dejó al menos 20 muertos y 26 heridos.

El primer tiroteo del año se dio apenas transcurridos los primeros 5 días de enero a 32 kilómetros al sur de Los Ángeles en la localidad de Torrance, con un saldo de tres personas fallecidas y cuatro heridos, ese mismo mes, el día 24 para ser exactos al otro extremo del país vecino en la localidad de Serbing, en el centro del estado de Florida, un hombre armado entró a un banco y mató sin aparente motivo a cinco personas. En la industriosa ciudad del acero, en la fábrica Aurora de Chicago un extrabajador sin motivo aparente disparó en contra de sus excompañeros dejando un saldo de 5 personas muertas, en abril 28 un joven de 19 años entró a una sinagoga en San Diego, California y disparó indiscriminadamente mientras se realizaba la celebración del último día de la Pascua Judía dando muerte a una mujer e hiriendo a tres personas más, al investigar al asesino la policía encontró en sus redes sociales que admiraba los recientes atentados ocurridos en Nueva Zelanda en contra de mezquitas, con esto vemos que el racismo y las diferencias ideológicas es otra de las formas que en la actualidad se están arraigando en un sector de los Estados Unidos.

Todos los rincones del país son vulnerables, el caso de la Universidad de Carolina del Norte no es la excepción al ser víctimas mortales dos personas y cuatro heridos, a los pocos días el 8 del mismo mes en las afueras de un colegio cercano a Denver, en colorado en otro más de los atentados murió un estudiante y siete más convalecieron a causas del ataque. Como lo mencioné en un principio el 1° de junio en Virginia Beach, un tirador con una pistola calibre 45 cortó la vida a 12 personas, ese mismo mes durante el festival gastronómico al norte de Los Ángeles se suscitó un nuevo ataque dejando tres personas sin vida y 12 heridos, ahí también fue un joven de 19 años el atacante.

El nuevo suceso contra la población se dio apenas iniciado este mes de agosto, donde en un atentado en El Paso Texas vivió uno de los días más sangrientos, el asesino dejó un texto, que habla del odio por ser una invasión hispana a Texas, 13 horas después en Dayton Ohio en un bar un individuo mató a 9 personas e hirió a otras 26, el tercer tiroteo en un parque de Chicago dejando 7 personas heridas, mientras continúe la tolerancia a la venta de armas a la población y se siga fomentando desde la presidencia el odio racial, estos atentados masivos continuarán.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.