¡Chupó faros agosto y llega el mes patrio!

Hoy finaliza este mes de agosto

Foto: Agencias

Hoy finaliza este mes de agosto, que no obstante su nombre es sinónimo de consumir, ajar, estropear, secar, etc. Y se toma precisamente del nombre del mes, porque es y ha sido tan caluroso este mes que las platas se secan o la comida se echa a perder y por extensión al nombre del mes, le acomodan lo que en el sucede con motivo del calor prevaleciente en él. Como les he contado en otras ocasiones, el nombre del mes viene del nombre del primer emperador romano, Octavio, a quien el senado romano le dio el título honorífico de “Augusto”. Y como su tío Julio César, había llamado Julio al mes que se conocía como “quinctilis” (quinto), él no podía ser menos y al “sextilis” (sexto) lo llamó “augustus” y con el tiempo se absorbió a las distintas lenguas de los pueblos conquistados por Roma (prácticamente toda Europa y toda la cuenca del Mediterráneo), de ahí que en inglés se diga August. Por eso, el siguiente se llama septiembre, porque era el séptimo mes del calendario juliano.

LA IGLESIA ¡SIEMPRE LA IGLESIA!
Bueno, pues mañana comienza el ahora noveno mes del calendario gregoriano, el cual rige en prácticamente todo el mundo y se debe al papa Gregorio XIII, quien lo puso en práctica a partir de 1582, habiendo corregido algunos errores que tenía en juliano y borró de golpe y porrazo varios días para que todo ajustara.

SEPTIEMBRE, ES TAMBIÉN EL MES DE LOS CICLONES, COMO IGUAL OCTUBRE
Ahora, para las presentes generaciones que vivimos entre los trópicos, septiembre también es el mes de los huracanes, que dicho sea de paso, los gringos deben de estrenarse con “Dorian” entre el lunes o el martes, que para entonces debe de estar llegando a categoría 4 o sea ¡Fortísimo! Desafortunado asunto, pero allende el Bravo tienen con que hacer frente a estas desgracias y ojalá y no nos vaya a tocar ningún huracán de esta temporada, ni de ninguna otra. Pues ya ven ustedes las tremendas catástrofes de que son ocasión estos meteoros. Y el horno no está como para más ladrillos ¿A poco no?

PERO YA EMPIEZA A SOPLAR VIENTO
En septiembre comienzan los vendavales y con ello posiblemente comience a refrescar el ambiente, que también dicho sea de paso ¡Qué calorones estamos pasando! Y los recibos de luz hasta por las nubes ¿A poco no?

¡AHHH, FIESTAS PATRIAS!
Septiembre para los mexicanos es el mes patrio, pues el 16 todos estamos de manteles largos por conmemorar el inicio de la gesta heroica que nos volviera independientes de España, la Madre Patria. Vienen toda una serie de celebraciones a cual más muy autóctona y por ende mexicanísima. En octubre ya están formalmente establecidos los “nortes” y con ello la muy anhelada temporada de temperaturas de templadas a frías. De ahí noviembre con Todos Santos y al siguiente mes ¡El puente Lupe-Reyes! Nombre dado al jolgorio que se arma en el país con la conmemoración del llamado “milagro del Tepeyac” y hasta el día de Reyes el seis de enero del 2020.

MÁS NOS VALE IRNOS ACOSTUMBRANDO AL CALORÓN
Por lo pronto, es un buen augurio saber que con septiembre comienza a decrecer el calorón que más nos vale nos vayamos acostumbrando, porque van para adelante las temperaturas altas. Así que, a aclimatarse o a aclichin…
http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.