El precio del petróleo perdería de 20 a 30 dólares

Como en todas las guerras, los resultados suelen ser imprevisibles y de largo plazo, y la guerra comercial, cuyos principales protagonistas son China y Estados Unidos, no es la excepción.

Uno de los más afectados son los inversores en petróleo, pues el recurso energético está sufriendo las consecuencias de la renovada pelea entre los rivales citados, con una caída del 8,7% en agosto en el caso del Brent europeo, y del 7,3% en el del West Texas estadounidense.

El Brent ha retrocedido ya hasta el precio más barato que ha tocado desde enero, por debajo de los 60 dólares, mientras el estadounidense se movía la semana pasada en un promedio de los 54,5 dólares, provocando que el Bank of America Merril Lynch advierta ahora del peligro de que el Brent pierda entre 20 y 30 dólares si se materializa el peor escenario posible en la guerra comercial.

Aunque el banco estadounidense mantiene como escenario base los 60 dólares del Brent, avisa de que, si China decide volver a comprar petróleo a Irán, los precios del petróleo podrían entrar en una caída en barrena.

En el caso más extremo, una combinación de una demanda más débil entre 0,25 y 0,5 millones de barriles diarios, con un incremento de 1,5 millones de barriles de crudo iraní en el mercado, deteriorarían el equilibrio entre la oferta y la demanda entre los 0,5 y los 2 millones de barriles. Recordemos que EEUU mantiene sanciones a Irán y a quien haga negocio con el país, y el conflicto con China podría acercar al país asiático con el régimen de Teherán.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.