En riesgo propiedades por Ley de extinción de dominio

Dicha le ley fue creada y aprobada, para debilitar al crimen organizado, pero, para algunos expertos, es una ley que pone en riesgo el patrimonio de los ciudadanos que nada tiene que ver con algún hecho delictivo.

La extinción de dominio es la pérdida de los derechos sobre un bien porque proviene de un crimen, o se utiliza para cometer algún delito.

Dicha le ley fue creada y aprobada, para debilitar al crimen organizado, pero, para algunos expertos, es una ley que pone en riesgo el patrimonio de los ciudadanos que nada tiene que ver con algún hecho delictivo, o en su participación.

Por su parte, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, respaldo esta nueva ley, asegurando que si el bien retenido era de forma injusta, de inmediato sería pagado el bien.

Miguel Alfonso Meza, miembro del área de investigación y litigio de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), indica, “con la nueva ley, te pueden quitar tus bienes hasta seis meses antes de que haya una demanda formal en tu contra, y los pueden vender antes de que concluya un juicio. El ministerio público puede pedir que se confisquen tus bienes antes de que te demanden de manera formal, sin que quede claro cuál es el delito que se persigue”.

La nueva ley aprobada se puede aplicar tras la comisión de once delitos: los cometidos por servidores públicos, el robo de vehículos y de hidrocarburos, corrupción, delincuencia organizada, secuestro, delitos contra la salud, trata de personas, encubrimiento, lavado de dinero y extorsión.

De hecho, aun si no se comprueba el delito, existe la posibilidad de que los bienes y propiedades sean vendidos, ahora, si al final del proceso penal, la persona es inocente, hay la posibilidad de que los bienes ya sean enajenados, rematados o vendidos, no podrán ser devueltos, y lo que procede es devolver una cantidad de dinero que el Gobierno considere sea el costo de los bienes.

Por otra parte, si los bienes y propiedades donde sean cometidos los delitos no son propiedad del presunto delincuente, es decir, son rentados, también procede dicha ley. Si al final el dueño es declarado inocente por un juez, entonces el afectado tiene el derecho de solicitar la reparación de los daños y perjuicios.

“La ley dice que él debió cuidar que su inmueble no se utilizará para actividades ilícitas, por eso todos los dueños de propiedades tendrán que tener el cuidado de que la persona que ocupa su inmueble no cometa ningún delito”.

Fuente: Animal Político

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.