Revelan detalles sobre la problemática boda de Dulce María

Cada vez se revelan más detalles de la boda de Dulce María y es que recientemente la actriz dio a conocer que ella y su pareja, el productor Francisco Álvarez, habían sido víctimas de una estafa.

Durante el programa La Saga, Dulce María declaró que su boda tendría que ser pospuesta luego de que ella y su pareja, el productor Francisco Álvarez, fueran víctimas de una estafa por parte del jardín de eventos que habían rentado para su enlace. Según lo relatado por la actriz, ellos habían cubierto el 100% de la renta pero descubrieron que el lugar no cumplía los requisitos para realizar enlaces matrimoniales, por lo que tuvieron que cancelar y no les regresaron el dinero.

Ahora, la directora del lugar, Denise Romero, dio su versión y a través de una carta que el medio Quién difundió, reveló que realmente el conflicto se dio por la poca coordinación con la wedding planner de la pareja.

Dulce María fue estafada y ahora no tiene lugar para realizar su boda

Dulce María revela detalles de su boda

En su carta, la responsable comentó que en un principio la pareja había pedido que el lugar ofreciera sus servicios gratis a cambio de publicidad, como esto no le convenía al negocio finalmente acordaron que les harían un descuento.

“Desde el principio su wedding planner nos comentó que tenía una exclusividad con una revista y nos solicitaba la renta del espacio gratis o con un descuento a cambio de la publicidad. Finalmente accedimos a un descuento y nosotros los recibimos con los brazos abiertos”, comentó Romero. “Después de eso, ellos nos cancelaron. Nos estaban pidiendo un documento por escrito, una autorización por parte de la iglesia y les conseguimos el documento, se los entregamos y aún así nos cancelaron con ese pretexto”, contó Romero.

Pese a lo dicho por Dulce María, el lugar sí cuenta con la consagración de parte de la Iglesia Católica para realizar enlaces matrimoniales.

No cubrían el pago requerido

La coordinadora del lugar aseguró que la fecha del evento sería el 19 de octubre. Mientras más se acercaba la fecha, tuvieron que insistir a la pareja en que el anticipo se debía cubrir o el jardín podía ofrecer la fecha a alguien más. Finalmente, cuando se notificó que habían otros clientes interesados en su fecha, la wedding planner ofreció cubrir el 100% de la renta del lugar.

Con el pretexto de que no tenían la consagración necesaria, la pareja intentó cancelar y pedía que se les regresara el 100% del gasto, sin embargo la organizadora les hizo saber que solo sería el 10% por penalización en caso de cancelar el evento. La directora cuenta que se sintió intimidada por el productor “‘No tengo ningún problema contigo, pero si no nos regresas el dinero sí habrá problemas. Sí me dio miedito y les propuse regresarles el 30% del depósito y para dejar la fiesta en paz les dije que les regresaba el 50 por ciento”, relata.

Finalmente, la coordinadora asegura que todo estalló hace unos días. Ahora la pareja busca un nuevo lugar para celebrar su boda.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de Quién.